Insiders y Outsiders en Washington



Probablemente ha oído nombrar los términos “Insiders” y “Outsiders” en referencia a algunas personas en Washington. Los Insiders son personas que son miembros de los exclusivos think tanks, organizaciones políticas, grupos de lobby, y otros grupos que influencian y deciden sobre la política. Los Outsiders son aquellos que no.

Los Insiders también son aquellos con conexiones a importantes sectores de la economía tales como las industrias del gas y del petróleo, compañías farmacéuticas, grandes conglomerados alimenticios, medios, la secreta fraternidad Skull & Bones en Yale que cuenta entre sus miembros a George Bush y a John Kerry, y a políticos de larga data que han hecho carrera gracias al apoyo de los grupos mencionados. Y luego tenemos al infame, y de acuerdo a los medios, no existente lobby Israelí, un lobby que es tan fuerte del que ni siquiera se permite hablar.

...Siga leyendo esta noticia, haciendo click en el título...


Los Outsiders son, bueno, personas como tú y yo. Rara vez son electos en Washington, y cuando lo son, hacen cosas “atroces” como votar de acuerdo a su conciencia y no por partidos, (llámese por partidos a los dictados de los Insiders). Luego el partido hace todo lo que puede para deshacerse de ellos, como le ha sucedido a Cynthia McKinney, demócrata de Georgia.

EL fondo de la cuestión es que los Insiders tienen poder político y económico, y los Outsiders no.

Aquellos que están afuera, la vasta mayoría de la ciudadanía, ha sido eficientemente removida del poder. Nuestra voz democrática se resume a votar de vez en cuando y luego se espera que nos callemos la boca hasta tener el privilegio de votar nuevamente. Nuestros representantes van a Washington donde beben, comen y son financiados por personas y grupos cuyos intereses son económicos, políticos, y militares, pero ciertamente no humanitarios. Las personas que elegimos para representar nuestros intereses envían dinero a sus regiones o ciudades de vez en cuando, especialmente previo a una elección, pero no puede decirse que representan nuestros intereses en un sentido fundamental.

Lo mencionado ni siquiera toma en cuenta los distritos votantes manipulados por “Gerrymandering” (N. del T.: construcción o trazado de distritos electorales que, en forma sesgada e intencional, busca favorecer la representación de un partido), el relleno de la intención de voto, o el uso de máquinas de votación sin papel que pueden ser fácilmente hackeadas para arrojar los resultados que dictan los de arriba.

Y aunque el ejemplo dado sea el de EEUU, la situación no varía mucho en otros lugares.

Entonces admitamos lo obvio. Nosotros, las personas, los Outsiders, no tenemos voz en un gobierno que declara ser el más libre y democrático del mundo. Ese gobierno, supuestamente nuestro gobierno, representa a los intereses de los Insiders. La constitución Americana, estandarte de nuestros derechos y libertades, ha sido arrojada a la basura. Bush la ve como algo pintoresco de un tiempo pasado, de aquellos días previos a que el gobierno lanzara la “Guerra contra el terror”, una Guerra dirigida contra sus propios habitantes.

Entonces los Outsiders, tu y yo, nos encontramos observando en estado de horror y shock mientras los valores son cada vez más ignorados, burlados, e incluso reescritos en un tipo de doble discurso Orwelliano cuyos significados han sido modificados bajo las mismas formas. Piense en la noción de gobierno democrático. La separación tripartita de poderes entre el administrativo, el legislativo, y las cortes todavía existe. Solo en los papeles. El Congreso continúa con el negocio. Están los Bush firmando ordenes que efectivamente anulan las normas que pasan por el Congreso, ¿pero quien habla de eso en los medios? Todavía tenemos elecciones.

La corte suprema firma las normas. En la superficie, todo parece como siempre ha sido.
Pero tú sabes que bajo esa reluciente superficie, llevadas al living de tu hogar por Fox News, las cosas han cambiado dramáticamente.

Esta transformación no sucedió por casualidad; no fue descuidada ni aleatoria. Fue la culminación de un proceso en marcha. El proceso se denomina “ponerización”, que significa la infección de grupos de individuos por la maldad, de la palabra griega poneros.

Mientras puede sonar como una declaración moralista o incluso religiosa, te sorprendería saber que es un término científico propio de la psicología. Es posible describir objetiva y críticamente la infección de individuos y grupos utilizando conocimientos provenientes del estudio psicológico sobre personas patológicas. Ciertas ramas de la psicología permiten diagnosticar los distorsionados modos de pensamiento ocasionados por daños cerebrales, ya sea por daño genético o como resultado de un accidente, o de la educación. Por ejemplo, algunas lesiones en el cerebro pueden afectar la habilidad de pensar y sentir en una persona, dejándola con una reducida capacidad emocional o intelectual. Si una persona recibe un shock o trauma cerebral en ciertos momentos mientras el cerebro está en formación, sea durante el nacimiento o en la niñez, deja una pequeña parte del cerebro inutilizado para hacer su trabajo, el cerebro se reconecta a si mismo y delega la tarea a otro sector. Sin embargo, el sector de reemplazo es incapaz de ser refinado y sutil en su capacidad para llevar a cabo la tarea, y por lo tanto las emociones pueden no ser experimentadas en su totalidad o la habilidad de pensar puede ser entorpecida.

Algunos individuos, incluso nacen sin la habilidad de sentir empatía por otros seres humanos, quiere decir, que son incapaces de ponerse en los zapatos del otro, incapaces de sentir lo que otra persona siente o pensar lo que otra persona piensa. Son incapaces de salirse de si mismos. Estas personas caminan, viven, y trabajan junto a nosotros, y de acuerdo a un creciente cuerpo de investigación, desatan más caos que el resto de la humanidad en su conjunto. Investigaciones en el campo sugiere que la mayoría de los actos que tú y yo definiríamos como “malos” o “malvados”, es decir, violencia física o psicológica contra otras personas, son llevados a cabo por individuos que serían clínicamente diagnosticados como patológicos.

Tú debes haber tenido alguno como jefe o como colega de trabajo. O quizás has tenido una relación con alguno. Este individuo mentiría y apuñalaría por detrás, provocaría y negaría asumir responsabilidad ante cualquiera de sus acciones. También sería la persona más cautivadora que jamás hayas conocido, cautivando tus pantalones, o el dinero de tu cuenta bancaria.
Estos individuos creen que las reglas no se aplican a ellos, que todo vale para conseguir lo que quieren. Su principal papel es el de depredador, y nos ven a nosotros, los Outsiders, como sus presas.

Ahora imagínate el resultado cuando tales individuos alcanzan posiciones de poder, sea en el gobierno, en los negocios, en las leyes, en la policía, en el sistema educativo, en los medios, o en cualquier otra institución que tenga cierta forma de control sobre nuestras vidas. Imagínate a los EEUU siendo manejada por personas como estas, personas sin conciencia.

¿Se vería diferente a lo que es EEUU hoy?

¿Quienes son los Insiders realmente?

El primer punto a notar acerca de los Insiders es que mientras predican todos los valores que pensamos que representan a América, o cualquier otro país que gobiernen, no practican ninguno de ellos. Utilizan las palabras para engañar y manipular, presentando una imagen que puede ser utilizada para obtener apoyo y poder y así conseguir sus metas para nada buenas. Los grandes medios son la herramienta principal en donde la manipulación tiene lugar. Los Insiders son desviados. Con esto me refiero a que su manera de percibir el mundo y su lugar en él es desviada con respecto a como la mayoría de los humanos perciben al mundo. Y así y todo es este pequeño grupo el que está en posición de dictar valores, estándares, y la futura dirección de la sociedad para el resto de nosotros.

Observemos a Bush, por favor. Nació en una familia con dinero y poder. Su abuelo, Prescott Bush, era parte del establishment monetario occidental. La empresa de inversiones de Prescott Bush otorgó ayuda financiera a Hitler y al partido Nazi en Alemania. George Bush padre pasó tiempo en la CIA, escaló a la vicepresidencia de Reagan, y luego tuvo sus cuatro años como presidente. Es miembro del Grupo Carlyle, una gran empresa de inversiones involucrada en la venta de armas, petróleo, productos para la salud, y falsea información en los medios.

Obviamente, estas conexiones familiares ayudaron a George W: lo ayudaron cuando estuvo ausente sin licencia durante su carrera en la Guardia Nacional, lo ayudaron cuando sus compañías quebraron, lo ayudaron con su franquicia de béisbol, y lo ayudaron a convertirse en presidente. Aquí podemos apuntar un segundo aspecto acerca de los Insiders: es más que una colección de individuos; es un sistema y una red funcionando en conjunto para que sus objetivos sean alcanzados. Si George W. Bush es presidente no es porque simplemente quería ser presidente; hay muchas personas que aspiran a esa oficina. Si es presidente, es porque la red de Insiders lo quería de esa manera. Fue elegido. Es el hombre que da la cara, el títere, la imagen para consumo público, el “José” de todos los días, un tipo como tú y yo que enmascara a la bestia depredadora que mueve los hilos.

Los individuos que fomentan este sistema comparten las mismas perspectivas de vida. Algunos de estos elementos en común incluyen las siguientes ideas:

- El poder es importante.
- El dinero es importante.
- Está bien imponer la voluntad de uno para alcanzar objetivos.
- El fin justifica los medios.
- La realidad es lo que ellos dicen que es.

Si observas estos puntos, verás que la asistencia a los demás no forma parte del cuadro. Una de las cosas que estas ideas comparten es la falta de conciencia. Tratar a los demás humanos con respeto y dignidad es menos importante que obtener dinero y poder, y si la gente tiene que sufrir para conseguirlo, que así sea. Piensa en las vidas que fueron arruinadas por Enron. Piensa en los cientos de miles de Iraquíes que han muerto, y los millones más cuyas vidas han sido arruinadas. Piensa en la gente de New Orleans y Gulf Coast que nunca volverán a ver sus tierras gracias a la proliferación de organizadas estafas inmobiliarias.

Para estos individuos las ganancias del sufrimiento, de las necesidades del otro, nunca tienen más peso que sus propios deseos.

Conciencia

La psicóloga Martha Stout, en su sobresaliente libro “The Sociopath Next Door”, escribe lo siguiente sobre la conciencia:

“Psicológicamente hablando, conciencia es un sentido de obligación, en última instancia, basado en el afecto emocional hacia otra criatura viviente (no siempre otro ser humano), o hacia un grupo de seres humanos, o incluso en algunos casos hacia la humanidad como un todo”.


Entonces la conciencia, que actúa como guía para nuestras acciones e interacciones en el mundo, está íntimamente conectada a nuestras relaciones con los demás y con el mundo. Pero si alguien es incapaz de sentir empatía, si esa persona es incapaz de sentir el dolor del otro, ¿como pueden forjar un afecto emocional con cualquier otra persona? Si las emociones están bloqueadas, los efectos emocionales de sus acciones sobre otros nunca se cristalizarán. Si las emociones están tan bloqueadas que no pueden ser movilizados emocionalmente por ningún otro individuo, sin sentir amor profundo o incluso sufrimiento emocional, ¿como aprenderán a respetar los sentimientos de los demás? Si alguien está completamente atrapado en perseguir sus propios deseos al punto que los demás solo sirven como instrumentos para servir tal fin ¿como pueden desarrollar una conciencia? En los ejemplos enumerados más arriba sobre la visión del mundo de los Insiders, no existe preocupación por los demás, al menos por aquellos fuera del círculo. El resto de nosotros simplemente existe como una fuerza de trabajo, baterías de las cuales se succiona la energía para suplir las necesidades de los poderosos, parafraseando a la película The Matrix.

La psicología tiene un nombre para aquellos sin conciencia. Se llaman Psicópatas.

Cuando observamos la información que tenemos a mano, solo podemos concluir que estamos gobernados por psicópatas (1). El sistema Insider, una denominación bastante inocua para lo que realmente está sucediendo, es un sistema de individuos sin conciencia, de nacimiento o debido a eventos que pueden haber bloqueado o cancelado la chispa de conciencia que haya tenido en algún momento. Tal sistema es conocido como Patocracia, un gobierno de individuos, que si fueran clínicamente diagnosticados, serían definidos como psicológicamente desviados. Son incapaces de pensar y sentir como lo hace el resto de nosotros, es decir, de la forma en que las personas con conciencia piensan y sienten. No tienen capacidad de formar lazos empáticos con otros. Incluso consideran que las profundas emociones experimentadas por las personas de conciencia son un obstáculo para seguir adelante. Es ese instinto despiadado y criminal lo que mejor resume al Insider.

Estos individuos, que sufren de varias formas de patologías, conforman un pequeño porcentaje de la población, de entre el 4 y 6 por ciento. Sin embargo, tienen el poder.

La próxima vez que observes las noticias de Washington y no puedas creer lo que escuchas, que tus representantes vengan con tales ideas, que puedan ser tan crueles para con la vida humana y el sufrimiento, sea en Irak o New Orleáns, considera la posibilidad de que sea porque los Insiders padecen una enfermedad: son incapaces de empatizar, no tienen conciencia y sufren de problemas psicológicos que podrían y deberían ser diagnosticados. Deberían ser removidos como líderes de la sociedad porque sus valores básicos y experiencia sobre el mundo no tienen nada en común con las personas que se supone deben representar, es decir, el 94% de la población.

El problema del liderazgo patológico es el problema político fundamental de nuestra era. No es coincidencia que nos de la impresión de que la sociedad está enferma. ¿Como puede ser de otra manera si aquellos que definen a la sociedad están enfermos?

Notas


(1) El actual sistema incluye a personas que sufren de una variedad de problemas psicológicos: paranoia, narcisismo, etc. No todos son psicópatas. Cada patología tiene su lugar en el sistema. También existe cierta porción del público cuya conciencia no se ha desarrollado, y que cae bajo el encanto y la demagogia de ciertos patócratas y sus medios. Los detalles de este sistema se discuten en gran detalle en el libro Ponerología Política por el psicólogo Andrew Lobaczewski.

Aumento vertiginoso del trastorno bipolar en adolescentes

El Mundo
PATRICIA MATEY
08/09/07

ESTUDIO EN EEUU
MADRID.- Exceso de diagnósticos o una epidemia. Carmen Moreno, del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid, es la responsable del nuevo debate que acaba de instalarse en la comunidad científica estadounidense y que ha sido recogido esta semana por los periódicos de mayor tirada del país.

...Siga leyendo esta noticia, haciendo click en el título...


El origen de la polémica está en los resultados del trabajo que la doctora Moreno ha dirigido y en el que, también, han participado investigadores de la Universidad de Columbia y del Instituto de Psiquiatría de Nueva York. El estudio, publicado en el último número del 'Archives of General Psychiatry', constata un aumento vertiginoso de los diagnósticos de trastorno bipolar [una patología mental que se caracteriza por periodos de excitabilidad (manía) que se alternan con fases de depresión] en adolescentes.

«Siempre ha existido, y aún permanece, la controversia sobre esta enfermedad mental. De hecho, hasta hace relativamente pocos años se dudaba de que pudiera afectar a la población infantil y adolescente, por eso me pareció interesante realizar una investigación en la que se lograra valorar el número de diagnósticos en las consultas y su posible aumento».

De 20.000 a 800.000 afectados
Esta experta aprovechó su estancia en EEUU —gracias a la obtención de una de las becas que otorga la Fundación Alicia Koplovich de formarción en psiquiatría infantil, una especialidad no reconocida aún en nuestro país— para llevar a cabo la investigación, que ha sido patrocinada tanto por dicha fundación, como por el Ministerio de Sanidad, el Instituto de Salud Carlos III y los Institutos de Salud de EEUU.

Durante el estudio «analizamos datos de la Encuesta Nacional de Atención Médica Ambulatoria del Centro de Estadísticas sobre Salud de EEUU, la cual refleja la información facilitada por médicos, representativos de todas las clínicas norteamericanas, que informan de los aspectos clínicos y de los tratamientos que reciben sus pacientes a lo largo de una semana de consulta», comenta la doctora Moreno.

Así compararon los diagnósticos de trastorno bipolar en menores de 19 años y en mayores de 20, realizados entre 1994 y 1995, con los dictámenes llevados a cabo en los mismos grupos de edad entre 2002 y 2003.

De esta forma, constataron que las visitas de niños con el trastorno aumentaron de 25 a 1.003 por cada 100.000 jóvenes. De esta forma, los casos se han elevado en tan sólo nueve años de 20.000 a 800.000. Es decir, 40 veces más. «El número de diagnósticos en población adulta también ha crecido pero no de una forma tan exagerada. Sólo son dos veces más frecuentes ahora que en los años noventa», recuerda la autora.

Varios son los argumentos probables que esgrime la doctora Moreno para explicar las causas que están detrás del crecimiento de casos en adolescentes estadounidense.

«Aunque los motivos no los hemos analizado y sería muy interesante investigar sobre este tema, es posible que la patología bien estuviera antes infradiagnosticada, bien que ahora lo esté en exceso. No sabemos qué criterios se han seguido para clasificar a los pacientes o si algunos de los dictámenes de trastorno bipolar se han producido sin que se cumplan todos los requisitos. De hecho, esta situación no se ha producido ni en España ni en Europa, donde se exige dicho cumplimiento», recuerda.

Pese a ello, la especialista española insiste en que «tenemos que validar el diagnóstico del trastorno en niños y adolescentes, y desarrollar herramientas que nos ayuden a ello».

Para John March, jefe de Psiquiatría Infantil y Adolescente, de la Universidad de Duke (EEUU), «la elevación del número de diagnósticos muestra que los médicos están madurando a la hora de reconocer la enfermedad, pero la tremenda controversia de este estudio es que refleja que aún no lo han hecho lo suficiente».

Indicaciones
El hecho de que este trastorno psiquiátrico comparta ciertos síntomas (como la irritabilidad, la dificultad para prestar atención o el exceso de actividad) con otras patologías mentales puede ser otra de las razones que han podido engrosar los diagnósticos.

«En nuestro estudio se observa que los adolescentes bipolares, en mayor medida que los adultos, tienen un dictamen asociado de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Un 32% frente a un 3%. Sin un trabajo es muy difícil saber si muchos de los niños bipolares en realidad son hiperactivos», aclara Moreno.

Donde menos diferencias se observaron entre la población infantil y la adulta fue en el tratamiento de la enfermedad. La mayoría de los niños (90,6%) y de los adultos (86,4%) recibieron terapia farmacológica basada en estabilizadores del humor, antipsicóticos y antidepresivos.

Precisamente el pasado mes de agosto, la agencia estadounidense que da luz verde a los nuevos fármacos, la FDA, aprobó el uso del medicamento Risperdal (risperidona) en población infantil.

Este antipsicótico, generalmente utilizado en adultos, podrá indicarse en el tratamiento de la esquizofrenia de niños de entre 13 y 17 años y en el trastorno bipolar para los de entre 10 y 17. Es la primera vez que se aprueba un fármaco para el trastorno bipolar en menores.


Menos clase, más reclutamiento

El Diario
Lorenzo Morales/EDLP
09/07/2007

Nueva York — “En mi colegio los reclutadores del Ejército se pasean por los corredores, llevan Hummers con música a todo volúmen y nos dicen que si entramos al ejército vamos a tener todas estas cosas”, dijo Juan Antigua, un estudiante de último grado en Clinton High School en el Bronx.

...Siga leyendo esta noticia, haciendo click en el título...



Antigua, de 18 años y con ambiciones de estudiar ciencia política, dijo que recibe al menos una carta semanal de la armada invitándolo a unirse a sus filas y ninguna de su escuela explicándole como puede evitar el acoso

Antigua dijo que conoce gente que ha aceptado las invitaciones de los reclutadores. “Vuelven entusiasmados diciendo lo divertido que es tener un arma y dispararla”, dijo.

Una situación similar la estarían viviendo miles de estudiantes en todo Nueva York, según un informe presentado ayer por el presidente del condado de Manhattan, Scott Stringer, y la Unión por las Libertades Civiles de Nueva York (NYCLU).

“Es repugnante que reclutadores militares estén quitándole a los estudiantes tiempo de sus clases para convencerlos de terminar en un vuelo a Irak”, dijo Stringer, quien exigió al canciller de Educación, Joel Klein, que haga efectiva las normas que prohíben esta práctica.

Según el informe —para el cual se entrevistaron cerca de 1,000 estudiantes, la mayoría de ellos de origen hispano— uno de cada cuatro estudiantes de grado 12, dijo que los reclutadores toman tiempo de sus clases para convencerlos de ingresar a sus filas.

El informe denuncia también que el 40% de los entrevistados dijo no haber recibido al comienzo del año 2006-2007 el formato para declinar compartir su información privada con los militares, lo cual está previsto en las reglas del Departamento de Educación (DOE).

“El DOE ha invertido mucho papel en esto pero poco dinero”, dijo Donna Lieberman, directora de NYCLU, quien pidió además que los formatos para mantener la información de los estudiantes lejos de las manos de los reclutadores estén en varios idiomas, incluido el español.

Marge Feinberg, vocera del Departamento de Educación (DOE), dijo que habían recibido el reporte pero que aún no tenían ningún comentario.

Feinberg afirmó no tener cifras sobre cuantos colegios estaban siendo visitados por reclutadores actualmente.

Nueva York figura entre las zonas de alto interés para los reclutadores por la diversidad cultural y la alta concentración estudiantil, aunque diferentes organizaciones se han quejado que el ejército apunta con insistencia a los adolescentes de zonas pobres, quienes son más vulnerables.

Este año fiscal el ejército espera reclutar 80.000 jóvenes de los cuales para julio 30 ya contaba con 61,864.

lorenzo.morales@eldiariony.com

Lucha anti-reclutamiento

A partir de mañana y durante toda la semana diferentes grupos pacifistas encabezados por la Liga de Resistencia a la Guerra de Nueva York, iniciarán la “Operación NO a los reclutamientos”, la cual se concentrará en las puertas del puesto de reclutamiento del ejército en Times Square.

Durante la semana, los grupos pacifistas bloquearán el ingreso al centro, desfilarán con pancartas y tratarán de mantener alejados a los jóvenes de la invitación a engrosar las filas de la milicia, según anunciaron ayer voceros de estos grupos.

Sigue el exterminio

http://www.france-palestine.org, via rebelion.org
Traducido por Faustino Eguberri

En el curso de la semana del 23 al 29 de agosto de 2007 las Fuerzas Israelíes de Ocupación (FOI) han matado a 12 palestinos, de ellos 6 niños. Una tercera persona ha muerto como consecuencia de sus heridas. Entre los 12, 3 niños han sido muertos en ejecuciones sumarias. 33 palestinos, de ellos 11 jóvenes y una persona disminuída mental han sido heridos por balas. Entre ellos se cuentan la madre y el hermano de uno de los 3 niños mencionados más arriba. Las FOI han procedido a 21 incursiones en localidades de Cisjordania y de la Banda de Gaza. Han detenido a 30 civiles en Cisjordania y a 13 en la banda de Gaza, donde han destruído más de una hectárea de cultivos. El asedio sigue total sobre todos los territorios ocupados y la banda de Gaza está cortada del resto del mundo, lo que ha desencadenado una crisis humanitaria de gran amplitud. 3 civiles, de ellos una madre y su hijo han sido detenidos en puestos de frontera en Cisjordania así como una persona en Erez-Beit Hanoun cuando entraba en Gaza proviniente de Ramalá.

...Siga leyendo esta noticia, haciendo click en el título...


Jueves 23 de agosto. 2:00 h. Las FIO penetran 700 metros en la localidad de Al Khuza al este de Khan Younis. Varias casas son rodeadas, registradas, los residentes reagrupados en cada una de las casas en una habitación. A las 2:30h un camión que transporta pollos es tomado como objetivo. Su chófer Akram Mordi Mohammad Abu Jamous (22) y un pasajero Awni Suliman Abu Sha´ar (43) son heridos por las balas. A las 3:00h, un avión dispara un misil contra un grupo de resistentes que se interpone. 2 son heridos por metralla. Trasnportados al hospital Naser su estado es juzgado grave. Al amanecer vehículos blindados vienen de refuerzo y toman posesión de la escuela “los mártires de Khuza”. Es transformada en cuartel. 10 casas situadas en los alrededores son meticulosamente registradas. 2 resistentes que se interponen son heridos. Los bulldozers destruyen cerca de una hectárea de cultivos. Las FOI abandonan el sector a las 11:30 h llevandose con ellas a 5 civiles. Issa Ali Ibrahim Abou Rok (38), queda preso, los otros son soltados. 23:00 h- Desde la frontera, a la altura de Gaza Ville, las FOI disparan un misil suelo/suelo sobre una brigada Izzedin Al Qassam que se encuentra en el mercado de coches a 600 metros de la frontera. Uno de ellos Ahed Sa´id Abu Jabal (20) muere inmediatamente. Sameh Naser El-Sawafiri (21), seriamente herido morirá el 29 de agosto.

Viernes 24. 10:30 h. Las FOI penetran un kilómetro en El Shoka localidad al borde del aeropuerto al este de Rafah. Se retiran hacia las 14 h. tras haber destrozado cerca de una hectárea de cultivos. 19:00 h. Desde la frontera a la altura de Jabaliya las FOI disparan con ametralladora sobre 2 jóvenes que se encuentran a 400 metros. Estos jóvenes llevaban granadas. Heridos por varias balas cada uno, mueren inmediatamente. Blindados y bulldozers vienen a destrozar el lugar. Una ambulancia mandada para recoger los cadáveres no los encuentra. Al día siguiente, sábado a las 18h00 se encuentran los cuerpos enterrados bajo las masas de arena arrastradas por los bulldozers. Llevados al hospital Kamal Odwan, son identificados con los nombres de Hamman Ahmad Naser (16) y Mustafa Adnan Naser (17), ambos de Jabalia.

Sábado 25. 13:00h. Los tanques son estacionados en el puesto fronterizo de Karm Abu Salem al SE de Rafah. Las ametralladoras dirigen sus tiros sobre casas de El Shoka. La aviación participa en la operación. Bombardeos esporádicos continúan hasta la caida de la noche; Suliman J´bara Naser J´bara (21) es seriamente herido por balas cuando estaba sentado en el portal de su casa.

Lunes 27. 8:00 h. Desde la frontera, a la altura de Deir Al Balah, las FOI observan a Farid Ayesh Abu Thaher (41) que está pastoreando su rebaño a 200 m de ahí. Recibe un balazo en el pecho y muere inmediatamente. La ambulancia venida al lugar ha sido obligada a desnudar el cuerpo, poner toda la ropa en un saco y lanzar el saco por encima de los alambres de espino, tras lo cual ha sido autorizada a recoger el cuerpo. Aproximadamente a las 13:00h el hospital Naser en Khan Yunis anuncia la muerte de Samir Mohammad Asfour (27) que fue herido durante la incursión de las FOI en New Abasan el 14 de agosto por un cohete lanzado por las FOI desde un avión.

Martes 28. 11:00 h. Ra´ed El Rafati (43) es un minusválido mental. Se había perdido en los alrededores de la frontera. Herido por varias balas, cae. Las FOI prohíben al equipo médico socorrerle y le arrastran hasta el interior de la línea de demarcación.

17:00h. Un grupo de 50 soldados de las FOI penetra 2 km en Al Safeya al SO de Beit Hanoun. El sector es revisado y varias casas son registradas. 12 civiles son arrestados. El PCHR tiene la lista de las personas detenidas.

Miércoles 29. 17:00h. Desde la frontera, a la altura de Beit Hanoun, las FOI disparan un misil suelo/suelo contra 3 niños que están pastoreando su rebaño a 2 km de la frontera. Se encontraban a unos 40 metros de una rampa de lanzamiento de cohetes de fabricación casera. El misil explota en medio de los 3 niños. Yehya Ramadan Ateyya Abu Ghazal (12) y Mahmoud Mousa Hassan Abu Ghazal (8) mueren inmediatamente. Sara Suliman Abdallah Abu Ghazal (9) morirá algunas horas más tarde. Hay que señalar que la rampa de lanzamientos no estaba equipada con su lanzador. Es la segunda vez en una semana que un incidente así ocurre. El precedente remonta al 21 de agosto, cuando 2 niños habían muerto en las mismas circunstancias.

Puestos fronterizos. Rafha international: como consecuencia de un acuerdo entre el gobierno de Ramallah e Israel, 70 palestinos han sido autorizados a abandonar la banda de Gaza via Erez-El Ojeh. Estas personas son ciudadanos de países extranjeros o estudiantes palestinos que hacen sus estudios en el extranjero. Beit Hanoun –Erez: por décima semana consecutiva ninguna familia ha sido autorizada a visitar a sus presos encarcelados en Israel. El día 25 de agosto Maher Yunis Abu Jari (28) es detenido. Es miembro de la Policía marítima palestina ahora estacionada en Ramallah. Al Mentar-Karni: abierto el 27 de agosto de 9:00h a 18:00h para dejar entrar a 70 camiones cargados de 3.000 toneladas de harina, víveres y alimentos para el ganado. Nahal Ouz: cerrado viernes y sábado. Los demás días de la semana ha entrado una media de 300 toneladas de petróleo, 50 toneladas de carburantes y 220 toneladas de gas doméstico. Sofa & Karm Abu Salem (Kerem Shalom): cerrados viernes y sábado. Algunos productos alimenticios y artículos médicos pueden pasar. Pero ni un solo material de construcción ha sido autorizado a pasar. Todas las obras de la construcción están paradas. Hay que subrayar que por primera vez en cerca de 3 meses han podido ser exportadas patatas.

http://www.pchrgaza.org/

Una Escuela de las Américas israelí con sede en Madrid

Lucas Marco
Periodico Diagonal, vía rebelion.org
8/09/07

Ofrecen entrenamiento en Israel y en el Estado español. Son ex altos cargos del ejército israelí que forman personal de seguridad que actúan en las zonas más conflictivas del mundo, desde Iraq a Guatemala ras las ventas de armamento entre los gobiernos español e israelí se teje una discreta red de negocio en torno a la seguridad privada que ofrecen empresas israelíes en la península.

Tras prolongadas décadas de ocupación militar y de confrontación regional, militares israelíes han ido desarrollando técnicas de contrainsurgencia y seguridad que luego han aplicado en escenarios de conflicto armado en todo el planeta incluyendo Iraq, Afganistán, Argelia, Chechenia, Nigeria, Angola o Guatemala. En el caso del Estado español, el conflicto vasco ha abierto posibilidades de negocio para las afamadas empresas israelíes dedicadas al campo de la seguridad y la protección.

SDLT: Ayer como hoy, pero hay muchísimo más con respecto a este tema, ver "Controversia de Sión" de Douglas Reed.

...Siga leyendo esta noticia, haciendo click en el título...


Además, también, desembarcan empresas israelíes dedicadas a campos tan diversos como la inteligencia, la seguridad en redes informáticas y en el sector marítimo o la detección del fraude en el sector financiero. Hasta 41 empresas israelíes de seguridad buscan representación y mercado en la península, según la Embajada israelí en Madrid.

Así, El Confidencial Digital publicaba el pasado mes de junio que un ex general israelí abría “una delegación en España para ofrecer servicios de escolta a empresarios españoles y adiestramiento de primer nivel”. La empresa International Security Academy (ISA) fue creada en 1992 por antiguos generales del Tzahal (ejército israelí), “responsables de un moderno plan de seguridad para las fronteras y ciudades del Estado de Israel”. Su equipo de instrucción cuenta con 11 ex altos mandos de la seguridad y de los servicios secretos israelíes, un ex director del establecimiento de seguridad de Croacia y un militar del ejército suizo. Entre los ex altos mandos de ISA destaca su instructor jefe, el coronel retirado desde el pasado año, Zafrir Pazir, anteriormente responsable de la seguridad de todos los primeros ministros durante 23 años. Otro militar instructor es Avi Katz, coronel del ejército israelí que ha desarrollado 25 años de su vida en los servicios secretos en el sur del Líbano, durante la ocupación militar israelí; además también fue responsable de la seguridad de la compañía aérea de Israel. Finalmente Arnom Maor, coronel de las fuerzas especiales Navy Seals, también figura entre los instructores. Arnom es actualmente responsable técnico de la lucha cuerpo a cuerpo de los Yaman, un cuerpo de élite de la policía israelí, y de varios cuerpos de intervención del ejército de este país.

Escoltas e inteligencia

El estreno de la filial española de ISA coincide con el periodo de entrenamiento que ha ofrecido la empresa israelí a un grupo de españoles durante un mes en la frontera de Gaza en compañía de un equipo de las fuerzas especiales israelíes. De esta forma se irán añadiendo más profesionales de la seguridad privada y la protección de escolta de nacionalidad española a las 42.000 personas entre personal civil, policial y militar de todo el mundo que la empresa asegura haber formado en sus 15 años de andadura.

La empresa Guardian Protección Especial SA (GPE), afincada en la avenida Somosierra de San Sebastián de los Reyes (Madrid), ofrece todo tipo de servicios de escolta y seguridad privada. Fundada por Ariel Mazoz, antiguo miembro del Shin Beit (Servicio General de Seguridad de Israel) destinado en las embajadas de Israel en El Cairo y Washington, e Ilan Arzooan, también ex miembro del Shin Beit y destinado en las embajadas israelíes en El Cairo y Madrid (en 2005 fue jefe de seguridad del ministro de exteriores español Miguel Ángel Moratinos durante sus visitas a Israel), GPE ofrece cursos de escolta en Israel, por ejemplo del 14 al 26 de noviembre de 2007, por un precio de 3.950 euros que no incluye el billete de avión. Así, el foro en internet de la Asociación Nacional de Escoltas refleja estas ofertas y los comentarios y temores de los escoltas españoles sobre la inseguridad crónica en Israel.

Por su parte, la empresa israelí Intel Hi-Tech (Intelligence Hight Tecnology), se dedica a “catalogar las últimas tecnologías a nivel mundial en gestión de la inteligencia y la privacidad y enfocarlas al mercado hispanohablante de seguridad y defensa”. Intel Hi-Tech, que también cuenta con una delegación en México y cuya dirección postal está situada en el edificio Lexington de la calle Ourense de Madrid, realizó una presentación en la capital el pasado 18 y 19 de junio.

De Israel a Iraq

Asimismo, la empresa gibraltareña- la legislación en materia de consultoría y de seguridad es más amplia y concreta en el marco del Reino Unido que en España- Servicio Global de Seguridad e Inteligencia (SGSI) se dispone a enviar un equipo de escoltas españoles -militares españoles en excedencia o ex miembros de las Fuerzas Armadas- a realizar prácticas de equipo en un complejo de enseñanza habilitado en Cesarea (Israel). En el caso de SGSI, cuyo gerente, Víctor González, asegura en una entrevista concedida al portal ultraderechista minutodigital.com que su empresa coopera con el CNI y trabaja en el asesoramiento del régimen de “su excelencia Teodoro Obiang” en Guinea Ecuatorial, se trata de un equipo de escolta contratado por la Unión Patriótica del Kursdistán (PUK) para la protección personal de sus principales dirigentes, con una jornada laboral remunerada con 500 dólares diarios y todos los gastos cubiertos por la empresa, además del alojamiento y de la atención médica básica. El grupo del SGSI acudió en agosto a Iraq para su labor de protección de al menos ocho miembros de la Unión Patriótica Kurdistán.

México: Temblor de 6,3 grados en Sinaola

ansa.it
7/09/07

Un temblor de 6,3 grados en la escala de Richter estremeció hoy el norteño estado de Sinaloa, con epicentro en el municipio del Fuerte, sin que se reporten víctimas ni daños materiales.

Juan Espinoza Luna, geofísico del Centro de Ciencias del Estado, informó que el estremecimiento se registró a las 9:56 horas (15:56 GMT), con una replica de 3,6 grados, tres minutos después. El lugar del epicentro del sismo, que tuvo una profundidad de 10 kilómetros, ocurrió a 10 kilómetros de la costa norte de Sinaloa, a poco más de cien kilómetros del municipio de Ahome, donde suelen ocurrir temblores frecuentes.

El sábado anterior ocurrió otro sismo de magnitud 6,3 en la escala de Richter, pero en otra zona cercana, en el Golfo de California, frente a las costas del estado de Sinaloa, que no provocó tampoco daños ni víctimas.

Endurecerán ley antiterrorista

el universal 07/09/2007

Alemania da orden de captura contra 10 sospechosos de ayudar a islamistas

Altos funcionarios del gobierno alemán y líderes de los principales partidos políticos plantearon ayer la necesidad de aplicar nuevas medidas legales para combatir el terrorismo fundamentalista, que podrían incluir penas de cárcel para las personas que hayan visitado los campos terroristas ubicados en Paquistán o Afganistán.

...Siga leyendo esta noticia, haciendo click en el título...


Enrique F. Molinero
El Universal
Viernes 07 de septiembre de 2007
BERLÍN.— Altos funcionarios del gobierno alemán y líderes de los principales partidos políticos plantearon ayer la necesidad de aplicar nuevas medidas legales para combatir el terrorismo fundamentalista, que podrían incluir penas de cárcel para las personas que hayan visitado los campos terroristas ubicados en Paquistán o Afganistán.

La detención de tres supuestos terroristas, dos alemanes conversos al islam y un ciudadano turco residente en el país, que planeaban llevar a cabo atentados masivos con bomba, también revivió el debate sobre los planes del ministro del Interior, Wolfgang Schäuble, que desea poner en marcha un amplio plan de espionaje electrónico destinado a vigilar la correspondencia de personas sospechosas de actividades terroristas.

El llamamiento para endurecer el arsenal antiterrorista en el país se produjo poco después de que las autoridades anunciaran que habían emitido una orden de captura contra 10 personas sospechosas de haber colaborado con los tres miembros de la célula terrorista Unión de la Yihad islámica, que fueron detenidos el martes.

Según el secretario de Estado en el ministerio del Interior, August Hanning, los sospechosos son alemanes, turcos y de otras nacionalidades y podrían encontrarse en territorio germano y también en el extranjero.

Durante una entrevista con la primera cadena de televisión pública, ARD, el alto funcionario insistió en la importancia que tiene internet para las actividades terroristas y también para el reclutamiento de activistas.

“Vía internet se indoctrina, se recluta y se intercambian informaciones”, dijo Hanning, al poner énfasis en la necesidad de revisar la ley vigente para hacer posible espiar las computadoras de los sospechosos de actividades terroristas.

Hasta el momento, los planes de Schäuble habían sido rechazados por los líderes del Partido Socialdemócrata, miembro del gobierno de Gran Coalición, pero ayer varios líderes del SPD, como el ministro del Interior del gobierno de Berlín, señalaron que había llegado la hora de buscar nuevas herramientas para combatir el terrorismo.

La certeza de que los tres detenidos el martes habían visitado campos de terroristas en Paquistán planteó la necesidad de incluir una nueva figura delictiva en el código penal destinada a castigar a las “personas que visiten los campos de terroristas”.

Rumbo a la Tercera Guerra Mundial: Gran Bretaña se arma ante posible bombardeo ruso

continental

La Fuerza Aérea del país puso en funcionamiento cuatro aviones de guerra para interceptar ocho bombarderos rusos de largo alcance. El Ministerio de Defensa de Rusia aseguró que sólo realizaban operaciones de patrullaje

...Siga leyendo esta noticia, haciendo click en el título...


Los aeroplanos de Moscú no ingresaron al espacio aéreo británico, dijo el Ministerio de Defensa.

El Ministerio de Defensa de Rusia informó que 14 bombarderos estratégicos han estado realizando operaciones de patrullaje de largo alcance, pero que ninguno se aproximó a un estado extranjero y la mayoría estuvo acompañado por aviones de combate de países de la OTAN.

Las relaciones entre Londres y Moscú están en su peor momento desde la Guerra Fría, pero el Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que Gran Bretaña no ve una decisión rusa reciente de reiniciar los patrullajes de largo alcance como una causa de alarma.

La negativa de Rusia a extraditar a Andrei Lugovoy, un ex guardaespaldas de la KGB sospechoso de asesinar el año pasado al emigrado Alexander Litvinenko en Londres, llevó este año a expulsiones de diplomáticos en represalia.

"En las primeras horas de esta mañana, cuatro aviones F3 Tornado de la RAF (Royal Air Force) (...) despegaron para interceptar ocho aeronaves rusas Bear que no ingresaron al espacio aéreo del Reino Unido," señaló el Ministerio de Defensa en un comunicado.

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores británico dijo que las relaciones con Rusia "continúan normalmente fuera del pedido de extradición irresuelto."

El Tupolev Tu-95, cuyo nombre en código para la OTAN es "Bear," es el equivalente de Rusia a un bombardero B-52 de Estados Unidos y es un ícono de la Guerra Fría.

El Ministerio de Defensa de Rusia reconoció que el miércoles por la noche 14 bombarderos estratégicos de ese país habían iniciado operaciones de patrullaje de largo alcance de rutina sobre el Pacífico, el Atlántico y el Artico.

"Los aviones volaron sobre aguas neutrales y no se aproximaron al espacio aéreo de un estado extranjero," dijo. "Prácticamente todos los aviones estuvieron acompañados por naves de combate de países de la OTAN."

Un estudio avisa sobre un posible tsunami que mataría a millones de personas


EL AUTOR DEL ESTUDIO ALERTÓ DEL TSUNAMI DE 2004
elmundo.es / 05/09/2007
Elmundo


Millones de personas están expuestas al riesgo de un gran terremoto y un posterior tsunami al noreste del golfo de Bengala, según una preocupante investigación que aparece en la revista científica Nature.
Tras el temblor de tierra y posterior maremoto que causó cientos de miles de víctimas en Sumatra en 2004, los estudiosos se han volcado en el conocimiento de la geología de la zona del epicentro, situada al este de Sumatra. Sin embargo, se ha prestado menos atención a lo que ocurre en el subsuelo cientos de kilómetros más al noreste, pese a que un seísmo podría tener consecuencias dramáticas por estar muy densamente poblada la zona.

El autor del estudio, Phil Cummins, miembro de la agencia australiana Geociencia, concluye que existe un elevado riesgo de terremoto a lo largo de una falla de 900 kilómetros de longitud paralela a la costa occidental del Myanmar (antes Birmania) y Bangladesh, tras estudiar las condiciones geológicas, geodésicas e históricas de la región.

...Siga leyendo esta noticia, haciendo click en el título...


Cummins contradice las teorías imperantes, que consideran que aunque existe una zona de subducción de la placa Indo-Asiática, no está bajo el mar. También se considera que la actividad sísmica sólo podría dar lugar a pequeños terremotos locales, y que al tener la placa una inclinación menor a cinco grados los seísmos tendrían periodicidad superior a 500 años.

Cummins afirma lo contrario y lanza un órdago a sus colegas de medio mundo: "Hay un grave riesgo de terremoto y un posterior tsunami, que podría afectar al densamente poblado delta del Ganges y causar daños importantes en Chittagong, e incluso en Dacca y Calcuta", informa France-Presse.

Basa su afirmación en que los actuales estudios pueden ser erróneos, porque sobre la falla hay depositados 20 kilómetros de espesor de sedimentos llevados durante millones de años desde el Himalaya por los ríos Ganges y Bramaputra. Precisamente la presencia de 10 veces más sedimentos influye negativamente sobre la temperatura y presión de las placas. Añade que nuevos estudios con GPS sitúan un 40% de la falla bajo el mar y aporta el antecedente de un gran tsunami el 2 de abril de 1762, que tuvo graves consecuencias en la costa de Myanmar y el delta del Ganges.

Cummins se ganó el reconocimiento de la comunidad científica tras el maremoto de Sumatra en 2004. "Hay que considerar muy seriamente las advertencias de Cummins, pues predijo meses antes el devastador terremoto frente a Sumatra", ha declarado Richard Arculus, geólogo de la Universidad de Canberra.

Cummins asegura que el maremoto de 1762 confirma que la tectónica de placas en el golfo de Bengala no sólo tiene movimientos horizontales, sino verticales, que son los causantes de un maremoto. Y aunque cree que un seísmo de magnitud superior a 8 no tiene por qué ocurrir de forma inminente, un acontecimiento más pequeño podría tener graves consecuencias entre los 60 millones de personas que viven por debajo de la cota de 10 metros en las costas del golfo de Bengala.

Un libro norteamericano cuestiona duramente la política pro israelí de la Casa Blanca

Reporte de las Madres
31/08/07

“El respaldo militar y diplomático incondicional a Israel es contrario a los intereses y la seguridad de Estados Unidos”, según un libro que saldrá a la venta la semana próxima pero que ya genera un amplio debate sobre la influencia del "lobby" israelí en Estados Unidos.

...Siga leyendo esta noticia, haciendo click en el título...

La bomba editorial que aspira a romper un tabú lleva la firma de dos académicos influyentes y estará en las librerías el próximo martes bajo el título: "El lobby de Israel y la política exterior de Estados Unidos".

Los profesores de ciencias políticas John Mearsheimer, de la Universidad de Chicago y Stephen Walt, de Harvard, reinciden este año con un libro, tras publicar en 2006 un artículo de contenido -y efecto mediático- similares.

Su tesis es que el respaldo al Estado hebreo no se explica por completo por razones estratégicas o morales, sino que responde a la influencia de grupos de presión que incluyen no solo organizaciones judías sino también círculos cristianos fundamentalistas y neoconservadores, simpatizantes del sionismo.

El resultado -según el libro- es una política exterior norteamericana desequilibrada en Medio Oriente, la aventura bélica en Irak, el riesgo de una guerra con Irán o Siria y una degradación de la seguridad para todo Occidente."Israel ya no tiene para Estados Unidos el valor estratégico que muchos pretenden. Tal vez lo haya tenido durante la guerra fría, pero ahora que la misma terminó, se ha convertido en una carga. El respaldo incondicional a Israel exacerbó el antiamericanismo en el mundo, agravó el problema del terrorismo para Estados Unidos y complicó las relaciones con aliados clave en Europa, Medio Oriente y Asia", dijeron los autores al presentar su libro.Según los académicos, "respaldar el maltrato a los palestinos por Israel exacerbó el antiamericanismo en el mundo y ciertamente ayudó a los terroristas a reclutar más adeptos".

El ensayo es impugnado por la comunidad judía de Estados Unidos, que lanzó una contraofensiva publicando el mismo día un libro antagónico: "Las mentiras más letales: el lobby de Israel y el mito del control judío".

Su autor, Abraham Foxman, director de la Liga Anti Difamatoria, considera que los universitarios hicieron "un recuento sesgado e insidioso del conflicto arabe-israelí y del papel de los simpatizantes de Israel en Estados Unidos"."Toda la política norteamericana de cara al conflicto está presentada de forma exagerada, como si Estados Unidos fuese parcial en su respaldo a Israel, y su política fuese simplemente el resultado del lobby israelí", dijo Foxman.

En entrevista con AFP, Foxman explicó que no quería calificar a la ligera de antisemita al libro: "Lo de ellos entra más bien en el rubro de la falsa acusación". "No somos nosotros, sino Mearsheimer y Walt, quienes están tratando de volver inaudibles a aquellos que creemos en la paz y la seguridad para Israel y los palestinos", dijo Foxman. Los politólogos denuncian que Israel es el país que recibe más asistencia económica y militar norteamericana en el mundo: cerca de tres mil millones de dólares anuales. El respaldo diplomático al Estado hebreo es igualmente masivo: entre 1972 y 2006, Washington vetó 42 proyectos de resolución del Consejo de Seguridad de la ONU adversos a Israel y muchos otros se diluyeron con la amenaza del veto. Foxman hace valer en su libro publicado por Palgrave Macmillan que la relación especial es en los dos sentidos. "Estados Unidos ganó mucho con su respaldo a Israel", señala.

El premio Nobel de la Paz Elie Wiesel salió al ruedo en favor de Foxman, que según él "demostró nuevamente que cuando el pueblo o el honor judío necesitan ser defendidos, su voz es a la vez elocuente y poderosa".Un debate público con los académicos programado en setiembre para presentar el libro de Mearsheimer y Walt fue cancelado por el instituto Council on Global Affairs, de Chicago, que no logró agendar una confrontación con Foxman.

En conclusión de su ensayo, publicado por Farrar, Straus and Giroux, Mearsheimer y Walt preconizan un cambio de la política hacia Israel."Estados Unidos sería un mejor aliado si sus líderes condicionasen más el respaldo a Israel y si pudiesen aconsejar a los israelíes de manera más franca y crítica, sin tener que enfrentar las represalias del lobby", afirman.Aunque sólo falta poco más de un año para las elecciones de 2008, no es seguro que el debate se convierta en tema de campaña. "Lamentablemente, no" vaticinan Mearsheimer y Walt.

Inteligencia boliviana devela plan para derrocar a Evo Morales

Telesur
07/09/07

Los Servicios de Seguridad de Bolivia descubrieron un documento de la denominada "Nación Camba", una agrupación separatista de los departamentos de Pando (norte), Beni (noreste), y Santa Cruz (centro este), en el que se plantean objetivos para generar hechos de violencia que derroquen al gobierno del presidente Evo Morales

...Siga leyendo esta noticia, haciendo click en el título...

El proyecto, firmado por la "Nación Camba", consta de cuatro pasos, según el informe de la inteligencia boliviana; siendo la primera meta el apoyo a los manifestantes universitarios de Sucre, capital oficial, para hacer fracasar la Asamblea Constituyente.

Para esto el texto Camba recomienda "el tema de la capitalidad plena, de manera que Chuquisaca enarbole esta justa aspiración y se enfrente a La Paz (…) Apoyaremos plenamente con asesoramiento y presencia de gente de choque de la Juventud Cruceñista. Con lo que ganamos otra región para nuestra causa".

El segundo paso es "abrir otro frente de batalla", entre los departamentos de Oruro (suroeste) y Potosí (sur oeste), planteándose instar al Comité Cívico potosinista a que solicite el traslado de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) y el Ministerio de Minería a este departamento.

"Para nuestro objetivo final, debemos abrir otro frente de batalla. Esta vez centraremos nuestra atención en Potosí y Oruro. Debemos instar al Comité Cívico potosinista para que plantee el traslado de la Comibol y del Ministerio de Minería a Potosí, con lo que se abre un conflicto entre Potosí y Oruro que también tiene esta aspiración", añade el documento.

En este sentido, la Nación Camba explica que para poder crear los enfrentamientos entre Oruro y Potosí "debemos tumbar al actual presidente del Comité Cívico de Potosí (Comcipo), ya que no es partidario de nuestra causa. Los principales peones en esta jugada serán las cooperativas mineras, que tiene intereses en conflicto con la actual Comcipo, los dirigentes de la Universidad Autónoma Tomás Frías (UATF) y por supuesto los empresarios privados", añade el supuesto plan desestabilizador publicado por el Gobierno de La Paz.

De acuerdo con el reporte, los opositores prevén que una vez iniciado el conflicto entre ambos departamentos, el Ejecutivo se incline por alguno de ellos, que esperan sea por Oruro "luego la región perdedora pasará a nuestro justo lado", enfatiza.

El tercer paso, implica la agudización de medidas para poner en jaque a la administración Morales, como el movimiento por la autonomía de las regiones, para lo cual convocarán a paros cívicos y "movilizaciones permanentes" en las siete regiones que estarían bajo el control de la Nación Camba : Santa Cruz, Beni, Pando, Chuquisaca, Tarija, Potosí y Cochabamba (centro).

"Con esto crearemos un clima de inestabilidad que degenerará en violencia callejera, la cual debe tener víctimas para utilizarlas como bandera para nuestra causa", apunta el plan.

Por ello, "cuando la presión sea intolerable, el Gobierno caerá por gravedad. Pero se debe enfatizar que la renuncia sea total, no queremos al Vicepresidente. El Gobierno debe quedar en el presidente de la Cámara de Senadores, eso es muy importante", afirma el documento atribuido a la "Nación Camba".

Para reactivar la petición de autonomía, contarán con el apoyo de activistas universitarios, al Poder Judicial y al Parlamento "que exigirán el respeto a la Constitución y las leyes".

Una vez derrocado el Gobierno, la Nación Camba debe buscar como cuarto paso, un "indio útil" para que se postule como presidente en las elecciones generales que serán convocadas. Su postulado será el alcalde de Potosí, René Joaquino Cabrera.

"Se debe convocar a elecciones generales, pero ¿Quién será nuestro candidato? ¿Jorge Quiroga? ¡No!; no sirve, no ganará nunca. ¿Samuel Doria Medina?, para nada. ¿Rubén Costas? sería ideal, pero los collas no votarían por él", señala el documento.

"Entonces ¿a quién escogemos? Pues existe un indio que nos puede beneficiar, un tonto útil que nos viene de anillo al dedo ¿Cuál es su nombre? René Joaquino Cabrera, ¡Sí! es el alcalde de Potosí. Hasta la bandera de su partido (AS) es del mismo color que la nuestra. Con él ganamos en los lugares collas y los apoyamos fuertemente en la Patria Camba", dice el enunciado.

"Una vez que gane, estableceremos todo el entorno gubernamental copado por nuestra gente, de manera que Joaquino sea el Presidente, pero los que gobiernen seremos nosotros", concluye.

Nación Camba: Culturalmente superiores

El movimiento "Nación Camba", busca una "autonomía radical" de los departamentos de Pando, Beni y Santa Cruz, que juntos suman 70 por ciento del territorio boliviano. Consideran que sus habitantes son cultural y económicamente superiores al resto del país, a pesar de representar sólo 30 por ciento de la población.

Rechazan la cultura indígena a la que se refirieron de la siguiente manera en una carta abierta a la Organización de Naciones Unidas (ONU): "Ante los ojos del mundo, el país oficial Boliviano se presenta como una sociedad predominantemente andina, aparentemente monolítica, tradicionalmente bloqueada, mentalmente mediterránea, definitivamente miserable (70 por ciento de pobres), inestable, revoltosa y donde prevalece una sola cultura: la cultura Aymara-quechua, la que se nos trata de imponer como la cultura oficial del Estado, a través de un execrable colonialismo interno".

Movimientos sociales defenderán democracia

El ministro de Gobierno de Bolivia, Alfredo Rada, dijo que el gobierno boliviano está atento a la estrategia de desestablización propuesta por "Nación Camba" y confió en que "no va a prosperar".

En entrevista exclusiva con TeleSUR, Rada confirmó la autenticidad del documento "es un documento de una organización de ultraderecha (...) al parecer tenía un carácter interno (...) que ha sido detectado por los servicios de la Policía Nacional de Bolivia", dijo.

Asimismo, adelantó la contraofensiva gubernamental ante los proyectos opositores. "Lo primero es generar toda una conciencia nacional de rechazo a todos estos afanes desestabilizadores", agregó.

La segunda respuesta de las autoridades bolivianas será el fortalecimiento de las instituciones democráticas, como la Asamblea Constituyente. "Es una institución profundamente democrática que va a ser defendida no sólo por el gobierno nacional, sino por los movimientos sociales en nuestro país", acotó.

Además detalló que las movilizaciones populares también defenderán la democracia, como la marcha prevista para el próximo lunes hacia la capital oficial, Sucre, donde se espera participen 50 mil campesinos, indígenas y movimientos populares que defenderán la Asamblea Constituyente.

"La movilización de sectores populares que van a defender el proceso democrático y de transformaciones que vive Bolivia y van a defender la continuidad de la Asamblea Constituyente". señaló.

Según Rada, quien aseguró que el país se encuentra en total normalidad, varios de los "pasos" del plan ya se están aplicando en la actualidad, como las protestas violentas ocurridas el jueves en Sucre, contra la reanudación de las sesiones de la Constituyente, suspendidas desde hace dos semanas por las protestas.

Juez federal de EU revoca cláusulas de Acta Patriota

El Universal
07/09/07

Un juez federal estadounidense revocó ayer partes del Acta Patriota que autorizaban a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) a obtener historiales corporativos utilizando demandas secretas informales llamadas cartas de seguridad nacional.

...Siga leyendo esta noticia, haciendo click en el título...

La ley, aprobada el año pasado, permitía al FBI obligar a empresas de comunicaciones, incluyendo proveedores telefónicos y de internet, entregar los historiales de los clientes sin autorización previa de una corte y prohibir a las compañías hablar sobre los datos entregados, en tanto que las cortes tenían capacidad limitada para analizar las apelaciones a dicha prohibición.

El juez, Victor Marrero de la Corte Federal de Distrito en Manhattan, determinó que la ley violaba la Primera Enmienda y la separación de poderes garantizada por la Constitución.

El juez expresó su temor de que la ley se convirtiera en el primer paso en una serie de intrusiones sobre el papel del poder judicial que dieran “paso libre al secuestro de los valores constitucionales”.

De acuerdo con un reporte del inspector general del Departamento de Justicia, en marzo, el FBI emitió unas 143 mil solicitudes, a través de cartas de seguridad nacional, entre 2003 y 2005. El reporte encontró que el FBI frecuentemente utilizó las cartas de forma indebida y, a veces, ilegal.

La decisión del juez fue una secuela a las que tomó ese mismo juez en 2004 y un juez federal en Connecticut en 2005, impuestas a una versión previa de la ley. El año pasado, el Congreso respondió enmendando la ley cuando volvió a aprobar el Acta Patriota.

La versión previa de la ley prohibía a todos los destinatarios de las cartas el revelar su contenido. La ley enmendada cambió la prohibición, pidiendo al FBI certificar, en cada caso, que revelar el contenido de las cartas podría poner en peligro la seguridad nacional, las investigaciones criminales, la diplomacia o la seguridad de la gente.

Cuando los jueces llegaban a revisar este tipo de casos, a veces se veían obligados a considerar las declaraciones del FBI como “concluyentes, a menos que la corte compruebe que la certificación se hizo de mala fe”.

En su decisión del jueves, Marrero dijo que la enmienda no era suficiente para solucionar los errores identificados en las decisiones previas y creaba, en cambio, problemas constitucionales adicionales.

Un nuevo reality show: cuarenta niños abandonados a su suerte para deleite de la audiencia

Insurgente
Agencias/inSurGente.-
06/09/07


InSurGente (J.L).- El trabajo infantil cuando se produce en el mundo televisivo, parece menos malo. El beneplácito de padres y de buena parte de la sociedad con el tema lleva, por ejemplo, a programas como el que emite Canal Sur titulado, Menuda Noche, donde niños hacen reir a mayores. Ahora, la cadena de televisión CBS va a emiir un programa donde 40 niños de entre ocho y quince años, serán "abandonados" en un pueblo fantasma de Nuevo Mexico, para que los espectadores disfruten con las imagens de cómo se organizan para sobrevivir. Las audiencias dicen, piden estos shows, y los padres cobrarán 4.000 euros por cada niño que participa.

...Siga leyendo esta noticia, haciendo click en el título...


Un programa de televisión en el que un grupo de niños es abandonado en un pueblo fantasma de Estados Unidos para que se defiendan como puedan ha provocado indignación y una ola de reclamaciones para que sea cancelado antes de que salga al aire, a mediados de este mes.

'Kid Nation' ('Nación Infantil') es el nombre de un 'reality show' que prevé lanzar la cadena de televisión abierta en Estados Unidos CBS, mostrando a 40 niños de entre ocho y 15 años que intentan organizarse y vivir en un 'pueblo fantasma' de Nuevo México.

La serie ha sido comparada con la novela de William Golding 'El señor de las moscas', el clásico de la literatura inglesa de 1954, en el que un grupo de niños queda aislado tras un accidente aéreo y en su afán por sobrevivir muestran los instintos e impulsos más básicos del ser humano.

La filmación del programa se realizó en abril y mayo, cuando los 40 niños permanecieron lejos de sus padres durante 40 días con el objetivo de construir una 'sociedad' con logros en asuntos 'donde los adultos han fallado', según la CBS, que acaba de mostrar el montaje final del programa a los anunciantes de la cadena para calmar la polémica suscitada.

Pero algunas revelaciones han provocado un fuerte debate en Estados Unidos, donde el programa levantó dudas sobre su legalidad y ética y si debería salir al aire.

Funcionarios de Nuevo México, donde se filmó el programa, están investigando si se violaron leyes laborales, después de algunas acusaciones que indicaron que los niños fueron sometidos a trabajar 14 horas diarias.

Un padre presentó una demanda después de que su hija sufriera quemaduras en la cara en un accidente de cocina, mientras se publicó que otros niños tomaron accidentalmente cloro.

El creador del programa Tom Forman ha negado cualquier tipo de maltrato a los menores. 'Estos niños estuvieron en buenas manos y bajo buen cuidado con procedimientos y estructuras seguras que compiten o superan a cualquier escuela o campamento en el país', explicó Forman en un comunicado, y aclaró que los niños 'no estuvieron trabajando, ellos estuvieron participando' y fijando sus propias horas de actividad.

El Sindicato de Actores (SAG) ha expresado su preocupación por el programa. 'Estamos consternados con las recientes informaciones respecto al trato y la explotación de los niños" en el plató de 'Kid Nation', según un comunicado.

La Federación Estadounidense de Artistas de Radio y Televisión también anunció el inicio de una investigación sobre las condiciones laborales para los niños que participaron en el programa.

El contrato firmado por los padres dice, entre otras cosas: "Entiendo que el programa puede tener lugar en zonas peligrosas y puede exponer al menor a riesgos y condiciones que pueden provocar heridas graves, enfermedades o muerte, incluida la exposición a calor y frío extremos, delitos, inundaciones, colisiones, caídas o encuentros con animales salvajes".

Los padres asumen su plena responsabilidad si la grabación deja en el niño "daños emocionales, enfermedades, dolencias de transmisión sexual, sida o embarazos" si los menores mantienen relaciones íntimas con otros participantes. Los padres se comprometieron a no hablar sobre el programa durante los próximos cinco años y a pagar cinco millones de dólares a la CBS si rompen esa cláusula de confidencialidad.

Las familias, duramente criticadas por diversas organizaciones sociales, recibieron 5.000 dólares por la participación de sus hijos en el programa.
http://www.youtube.com/watch?v=565JJPKVcAE&eurl=http%3A%2F%2Fwww%2Ebottup%2Ecom%2Findex%2Ephp%3Foption%3Dcom%5Fcontent%26task%3Dview%26id%3D1714%26Itemid%3D33

Bin Laden recordará aniversario

BBC
7/09/07

Un sitio islámico en internet dijo el viernes que mostrará un nuevo video de Osama Bin Laden para conmemorar el sexto aniversario de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

SDLT: No podía faltar este tipo de propaganda... Tengan miedo, tengan mucho miedo que Osama puede estar debajo de sus camas.

...Siga leyendo esta noticia, haciendo click en el título...


Funcionarios del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos dijeron que no pueden confirmar la existencia de dicha grabación y que "no hay información creíble de que exista un peligro inminente".

Anteriormente al-Qaeda ha hecho anuncios similares, pero luego no se difundieron los videos prometidos.

La última vez que se vio a Bin Laden en video fue en octubre de 2004, cuando amenazó a EE.UU. con nuevos ataques para coincidir con las elecciones presidenciales de ese año.

Desde entonces, el líder de al-Qaeda ha dado a conocer varios mensajes de audio, el último difundido en julio de 2006, en el que se comprometía a combatir a Estados Unidos en cualquier parte del mundo.

¿Nueva barba?

Para promover el video, la página web utilizó una foto de Bin Laden en la cual se muestra de más edad pero con una barba más oscura que en ocasiones anteriores.

Las fuerzas armadas estadounidenses han estado buscando a Bin Laden desde que derrocaron al régimen Talibán en Afganistán tras los ataques del 11 de Septiembre.

Se cree que el jefe de al-Qaeda y su segundo al mando, Ayman Al-Zawahri, se encuentran refugiados en la frontera entre Afganistán y Pakistán.

Una ONG culpa a Israel de la muerte de civiles en la última guerra de Líbano

Human Rights Watch señala en un informe que los ataques aéreos israelíes eran «indiscriminados».
La Voz de Galicia
Colpisa
6/9/2007

La mayoría de civiles muertos en Líbano durante el conflicto del año pasado entre Hezbolá e Israel fueron víctimas de ataques israelíes «indiscriminados», denunció la organización Human Rights Watch (HRW) en un informe este jueves.

...Siga leyendo esta noticia, haciendo click en el título...


«El elevado número de muertos entre los civiles libaneses se debe principalmente a la frecuente falta de respeto de Israel a una de las leyes fundamentales de la guerra: el deber de distinguir entre objetivos militares, que pueden ser legítimamente atacados, y los civiles, que no pueden ser un blanco», dice HRW.
La entidad internacional precisa que los ataques aéreos israelíes «indiscriminados» causaron la mayoría de los 900 muertos civiles en Líbano durante la guerra entre julio y agosto del 2006.
El informe, de 247 páginas, incluye datos de las investigaciones sobre las circunstancias en las que murieron 510 civiles libaneses, entre ellos al menos 300 mujeres y niños.
En otro documento publicado el 29 de agosto, HRW afirmó que los civiles israelíes fueron blanco «a veces deliberado» de los cohetes del Hezbolá. El movimiento chií y el gobierno libanés denunciaron que ese informe deformaba la realidad.

Veteranos de Iraq testifican, Parte I

Chris Hedges y Laila Al Arian
Cuba Debate/inSurGente
7/09/07

En sus propias palabras: Camilo Mejía de Miami, y tres personas más comparten sus impresiones acerca de la interacción entre las fuerzas militares de los EE.UU. y los iraquíes no combatientes en esta presentación de diapositivas. Ellos son parte de los cincuenta veteranos de combate entrevistados para este artículo. En los últimos meses The Nation entrevistó a cincuenta veteranos de combate de la guerra de Iraq, procedentes de todo los Estados Unidos en un esfuerzo para investigar los efectos de los cuatro años de ocupación en los civiles iraquíes de a pie. Estos veteranos de combate, algunos de los cuales llevan profundas cicatrices emocionales y físicas, y muchos otros que han llegado a oponerse a la ocupación, dejaron constancia escrita de sus vívidos relatos. Describieron una cara brutal de la guerra que rara vez aparece en la pantalla del televisor o en crónicas periodísticas.

...Siga leyendo esta noticia, haciendo click en el título...


Sus relatos, grabados y transcritos a miles de páginas, revelan patrones perturbadores del comportamiento de los efectivos estadounidenses en Iraq. Docenas de los entrevistados fueron testigos de las muertes de civiles iraquíes, incluidos niños, por la capacidad de fuego de los Estados Unidos. Algunos participaron en esos asesinatos, otros trataron o investigaron bajas civiles tras los hechos. Muchos también escucharon esos relatos, en detalle, de la boca de miembros de su unidad. Los soldados, marineros e infantes de marina hicieron hincapié en que no todas las tropas tomaron parte en esas matanzas indiscriminadas. Muchos afirmaron que estos hechos fueron perpetrados por una minoría. No obstante, describieron esos actos como comunes y dijeron que a menudo no se informaban –y casi siempre quedaban impunes.
Los casos de los tribunales, como los relacionados con la masacre en Haditha y la violación y asesinato de una muchacha de 14 años en Mah-mudiya, y los reportajes de noticias en el Washington Post, Time, el London Independent y otros medios sobre la base de los relatos de los iraquíes han comenzado a dar a entender el amplio alcance de los ataques contra civiles. Los grupos de derechos humanos han emitidos informes como el de Human Rights Watch Hearts and Minds: Muertes de civiles en Bagdad en la posguerra ocasionadas por las fuerzas de los EE.UU., lleno de incidentes detallados que indican que las muertes de los civiles iraquíes a manos de las fuerzas de ocupación es más común de lo que han reconocido las autoridades castrenses.

La presente investigación de The Nation marca la primera vez en que tantos testigos presenciales, con nombre y apellidos que dejan constancia escrita, procedentes de las filas del ejército de los Estados Unidos se hayan reunido en un lugar para corroborar abiertamente estas aseveraciones.

Si bien algunos veteranos afirman que el ejército investigaba automáticamente los tiroteos contra civiles, muchos más dijeron que esas investigaciones eran poco comunes. “Quiero decir, físicamente uno no puede realizar una investigación cada vez que un civil era herido o muerto porque eso sucede mucho y uno hubiera tenido que emplear todo el tiempo para hacer eso”, afirmó el teniente de la Reserva Jonathan Morgenstein, de 35 años de edad y de Arlington (Virginia). Morgenstein cumplió misión desde agosto de 2004 a marzo 2005 en Ramadi con una unidad de asuntos civiles del Cuerpo de la Infantería de Marina que daba apoyo a los equipos de combate con la Segunda Brigada Expedicionaria de la Infantería de Marina. (Todos los entrevistados son identificados por el rango que ocuparon durante el período de servicio que recuentan aquí, a la fecha, algunos han sido promovidos o demovidos).

Afirman los veteranos que esta guerra de contrainsurgencia, en la que se asumía que todos los civiles iraquíes eran hostiles, hacía difícil que los soldados se solidarizaran con sus víctimas –al menos hasta que regresaban a casa y tenían la oportunidad de reflexionar.

“Creo que cuando estaba allá, la actitud general era que un iraquí muerto es simplemente otro iraquí muerto”, relató el especialista Jeff Englehart, de 26 años de edad, de Grand Junction (Colorado). Englehart sirvió con la Tercera Brigada, Primera División de Infantería, en Baquba, alrededor de cincuenta y seis kilómetros al noreste de Bagdad, durante un año a partir de febrero de 2004. “Tú sabes, ¿y qué?... Los soldados honestamente creían que iban a tratar de ayudar a la gente y estaban molestos porque era casi como una traición. Es como que uno esté aquí tratando de ayudarte, aquí estoy, tú sabes, a miles de kilómetros de distancia de mi casa y mi familia, y tengo que estar aquí un año y trabajar todos los días en esas misiones. Bien, estamos tratando de ayudarlos y ustedes se reviran y tratan de matarnos”.
Contó, asimismo, que no fue únicamente “hasta que regresaron a casa, al tratar con los asuntos de veteranos y conocer a otros veteranos, parece entonces que la culpa comienza a surgir, a echar raíz”.

La Guerra de Iraq es una empresa vasta y complicada. En esta investigación de supuesta mala conducta castrense, The Nation hizo hincapié en algunos elementos clave de la ocupación, para lo cual solicitó a los veteranos que explicaran en detalle sus experiencias como miembro de patrullas y convoyes de suministros, en el establecimiento de los puestos de control, la realización de redadas y el arresto de sospechosos. A partir de las instantáneas obtenidas emergió un tema común. La lucha en zonas urbanas densamente pobladas condujo al uso indiscriminado de la fuerza y la muerte de miles de inocentes a manos de efectivos de la ocupación.

Muchos de estos veteranos regresaron a casa profundamente trastornados por la disparidad entre la realidad de la guerra y la forma en que la presenta el gobierno de los EE.UU. y los medios de comunicación estadounidenses. La guerra que los veteranos describen es una empresa lúgubre e incluso depravada, que guarda una poderosa similitud con otras guerras coloniales y ocupaciones equivocadas y brutales, desde la ocupación francesa de Argelia pasando por la guerra de los EE.UU. en Vietnam y la ocupación israelí del territorio palestino.
“Te diré el momento en que realmente lo comprendí”, afirmó el especialista Michael Harmon, de 24 años de edad, médico de Brooklyn. Harmon cumplió una misión de trece meses desde abril de 2003 con el 167mo Regimiento Blindado, Cuarta División de Infantería, en Al-Rashidiya, un pequeño poblado cerca de Bagdad. “Salgo a la escena y [había] un niñito regordete de dos años, con unas lindas piernecitas regordetas, y me fijo y veo que tiene un balazo en una pierna… Un dispositivo explosivo improvisado (DEI) había estallado, y los soldados de gatillo alegre habían comenzado a disparar por todos lados y el bebé resultó herido. Y este bebé me miró, no estaba llorando, no hacía nada, solo me miró como –yo sabía que no podía hablar. Pudiera parecer loco, pero era como si me preguntara por qué. Ya sabes, ¿por qué tengo un balazo en mi pierna?... Y yo me dije que esto era el colmo. Esto es ridículo”.

Mucho del resentimiento contra los iraquíes descrito al The Nation por los veteranos quedó confirmado en un informe del Pentágono que vio la luz el 4 de mayo. Según la encuesta, aplicada por la Oficina del Médico Jefe del Mando Médico del Ejército de los EE.UU., solo el 47 por ciento de los soldados y el 38 por ciento de los infantes de marina estaban de acuerdo con que los civiles fueran tratados con dignidad y respeto. Solo el 55 por ciento de los soldados y el 40 por ciento de los infantes de marina dijeron que reportarían a un miembro de la unidad que hubiera matado o herido a un “no combatiente inocente”.

Estas actitudes reflejan el limitado contacto que las tropas de ocupación decían tener con los iraquíes. Rara vez vieron a su enemigo. Vivían concentrados en complejos fortificados que a menudo recibían el ataque de morteros. Solo se atrevían a salir de sus complejos cuando estaban listos para el combate. La creciente frustración de luchar contra un enemigo escurridizo y el efecto devastador de las bombas al borde del camino, con el constante estrago causado por los soldados estadounidenses muertos y heridos, condujo a que muchos efectivos declararan una guerra abierta contra todos los iraquíes.

Los veteranos describieron que una vez que abandonaban sus instalaciones se disparaba irresponsablemente. Algunos disparaban contra bidones de gasolina que se vendían al borde del camino y luego arrojaban granadas a los charcos del combustible para prenderle fuego. Otros abrían fuego contra los niños. A menudo estos tiroteos enfurecían a los testigos iraquíes.

En junio del 2003 la unidad del sargento mayor Camilo Mejía era presionada por una multitud enfurecida en Ramadi. El sargento Mejía, de 31 años de edad, miembro de la Guardia Nacional de Miami, cumplió misión durante seis meses desde abril de 2003 con el 1-124 Batallón de Infantería, 53ra Brigada de Infantería. Su escuadra abrió fuego contra un joven iraquí que sostenía una granada, y acribilló su cuerpo a balazos. El sargento Mejía verificó su cargador posteriormente y calculó que él personalmente había disparado once proyectiles contra el joven.

“La frustración resultante de nuestra incapacidad de responder a quienes nos atacaban conllevó a tácticas que parecían designadas simplemente a castigar a la población local que los estaba apoyando”, afirmó Mejía.

Escuchamos algunos informes, en un caso corroborado por gráficos con fotografías, que algunos soldados habían perdido tanto su referente moral que se habían burlado de cadáveres iraquíes o los habían profanado. Una foto, entre docenas que le entregaron a The Nation durante la investigación, muestra a un soldado estadounidense con su cuchara reglamentaria de plástico marrón actuando como si fuera a comerse los sesos desparramados del cadáver de un iraquí.

“Tírame una foto a mi y a este hijo de perra”, dijo un soldado que había estado en la escuadra de Mejía mientras tiraba su brazo alrededor del cadáver. El sargento Mejía recuerda que un sudario que cubría el cuerpo se cayó, y reveló que el joven solo llevaba puesto sus pantalones. Había un hueco de bala en su pecho.

“Coño, verdad que te jodieron, ¿no?”, soltó el soldado entre risas.

La escena, relata Mejía, fue presenciada por los hermanos y primos del occiso.

En la sección que aparece a continuación, los francotiradores, los médicos, la policía militar, los artilleros, los oficiales y otros cuentas sus experiencias mientras cumplían su misión en lugares tan disímiles como Mosul, en el norte, Samarra en el triángulo sunita, Nasiriya en el sur y Bagdad en el centro del país, entre los años 2003, 2004 y 2005. Sus relatos atrapan la incidencia que tuvieron sus unidades en los civiles iraquíes.

Una nota sobre la Metodología

The Nation entrevistó a cincuenta veteranos de combate, incluido cuarenta soldados, ocho infantes de marina y dos marinos, en un período de siete meses a partir de julio de 2006. Con el objetivo de encontrar veteranos que accedieran a hablar y dejar constancia de escrita acerca de sus experiencias en Iraq, enviamos solicitudes a las organizaciones dedicadas a los efectivos estadounidenses y sus familias, incluidas Veteranos Estadounidenses de Iraq y Afganistán (Irak and Afghanistan Veterans of America), los grupos antibélicos Familias de los Militares Hablan (Military Families Speak Out), Veteranos por la Paz (Veterans for Peace) y los Veteranos de Iraq contra la guerra (Irak Veterans Against the War), así como el grupo a favor de la guerra Veteranos por la Libertad (Vets for Freedom). Los líderes de IVAW y Paul Rieckhoff, fundador de IAVA, fueron de especial ayuda en ponernos en contacto con los veteranos de la guerra de Irak. Por último encontramos a los veteranos mediante información de boca en boca, puesto que muchos de los entrevistados nos dirigieron a sus amigos del ejército.

Para verificar su servicio militar, siempre que fue posible obtuvimos una copia de la planilla DD Form 214, o el Certificado de Liberación o Licenciamiento del Servicio Activo, y en todos los casos confirmamos su servicio con el cuerpo del ejército en el que se alistaron. Se realizaron diecinueve entrevistas en persona, mientras que el resto se efectuaron por teléfono; todas fueron grabadas en cinta y transcritas, todas excepto cinco entrevistas (la mayoría de estos todavía en servicio activo) fueron contactados de manera independiente por verificadores de hechos para confirmar los hechos básicos sobre su servicio en Irak. De los entrevistados, catorce sirvieron en Iraq del 2003 al 2004, veinte del 2004 al 2005, y dos de 2005 al 2006. De los once veteranos cuyas misiones duraron menos de un año, nueve sirvieron en el 2003, en tanto los otros en 2004 y 2005.

Los rangos de los veteranos que entrevistamos oscilaban desde soldado raso a capitán, aunque unos pocos eran oficiales. Los veteranos cumplieron misión en todo Irak, pero la mayoría lo hizo en las zonas más volátiles del país, como Bagdad, Tikrit, Mosul, Fallujah y Samarra.
Durante el proceso de entrevista, cinco veteranos entregaron fotografías de Iraq, algunas gráficas, para corroborar sus relatos.


Redadas


“Así que empezamos este día, este en particular”, rememora el especialista Philip Chrystal, de 23 años, de Reno, que contó que participó entre veinte y treinta redadas a casas iraquíes durante su misión de once meses en Kirkuk y Hawija que culminó en octubre de 2005, y en la que sirvió con el 3er Batallón, 116ta Brigada de Caballería. “Comienza con los vehículos de operaciones psicológicas, ya sabes, con los altavoces reproduciendo un mensaje en árabe o farsi o kurdo o lo que sea, que dice, básicamente dice que si alguien tiene armas, que las saquen y las pongan en la puerta de la casa. Por favor, salgan de la casa, bla, bla, bla. Y tenemos los Apaches volando por cuestiones de seguridad, por si hacen falta, y también son una buena muestra de fuerza. Nosotros corremos por todas partes, y ellos –ya en este momento hemos entrado a varias casas, y yo estaba con mi jefe de pelotón, mi jefe de escuadra y quizás dos personas más.

“Nos estábamos acercando a una casa”, cuenta. En esta zona agrícola están construidas como alrededor de pequeños patios. Entonces tienen la casa principal, el área común. Tienen como una cocina y una especie de cabaña para el almacenamiento. Nosotros nos estábamos acercando y ellos tenían un perro. El perro ladraba furiosamente porque está haciendo su trabajo. Y mi jefe de escuadra, de la nada, simplemente le dispara. Y entonces -–el muy degenerado—le dispara y la bala le entra y sale por la mandíbula. Entonces veo a este perro –yo soy gran amante de los animales, me encantan los animales—y el pero tiene tremendos ojos y está corriendo por todos lados llenando todo el lugar de sangre. Como si se dijera: ¿Qué demonios está pasando? Ahí esta la familia sentada, con tres niños, la mamá y el papá, horrorizados. Y yo no tengo palabras. Entonces yo le grito. Le digo algo así como ¿qué carajo estás haciendo? Y el perro está aullando. Está aullando sin la mandíbula. Y miro a la familia, y ellos están, tú sabes… muertos del miedo. Y entonces le digo…le digo: ¡Coño, le disparaste! Por lo menos mátalo porque eso ya no tiene remedio…

“Y --en realidad se me salen las lágrimas por decir esto ahora, pero--- y se me salieron las lágrimas en ese momento también—y miro a los niños que están tan asustados. Entonces llamo al intérprete y, bueno ya tú sabes, saqué mi billetera y le di veinte dólares porque eso era lo que tenía. Y entones hice que él se los diera y le dijera que lamentaba mucho que ese imbécil hubiera hecho eso.

“¿Alguna vez se presentó una denuncia por eso?”, se pregunta. “¿Se hizo algo por eso? “¿Alguien recibió un algún castigo alguna vez? Por supuesto que no".

El especialista Chrystal afirmó que estos incidentes eran “muy comunes".

Según las entrevistas con los veinticuatro veteranos que participaron en esas redadas, las mismas constituyen una realidad implacable para los iraquíes bajo la ocupación. Las fuerzas estadounidenses, obstaculizadas por información de inteligencia deficiente, invaden los vecindarios donde operan los insurgentes, irrumpen en los hogares con la esperanza de sorprender a los combatientes o encontrar armas. Pero esos hallazgos, dicen, escasean. Son mucho más comunes los relatos donde los soldados asaltan una casa, destruyen la propiedad en una búsqueda fútil y dejan a los civiles aterrorizados luchando por reparar el daño y entonces comienza el largo tormento de encontrar a los miembros de la familia que se llevaron como sospechosos.

Las redadas normalmente se llevan a cabo entre la medianoche y las 5 a.m., según el sargento John Bruhns, de 29 años, de Filadelfia, quien estima haber participado en redadas de casi 1000 hogares iraquíes. Bruhns cumplió misión en Bagdad y Abu Ghraib, una ciudad infame por su prisión, ubicada a treinta y dos kilómetros al oeste de la capital, con la 3ra Brigada, 1ra División Blindada, 1er Batallón, durante un año a partir de abril de 2003. Sus descripciones de los procedimientos de las redadas se parecen mucho a las de otros ocho veteranos que sirvieron en lugares tan diversos como Kirkuk, Samarra, Bagdad, Mosul y Tikrit.

“Uno los quiere coger fuera de guardia”, explica el sargento Bruhns. “Uno los quiere coger mientras duermen”. En cada redada participan cerca de diez efectivos, dijo, cinco apostados fuera y el resto registrando la casa.

Una vez que se encontraban frente a la casa, las tropas --algunos portando cascos Kevlar y chalecos blindados con lanzagranadas montadas en sus armas-- abrían la puerta de una patada, según Bruhns, que describe el procedimiento desapasionadamente.

“Entras corriendo, si hay luces encendidas, las apagas-- si las luces funcionan. Si no, uno lleva linternas… Una escuadra de fusileros se queda afuera mientras la otra entra. Cada jefe de escuadra tiene un dispositivo con audífono y micrófono para comunicarse con el jefe de la otra escuadra que está afuera.

“Subes las escaleras. Coges al hombre de la casa. Lo sacas de la cama delante de su esposa. Lo pones contra la pared. Uno tiene tropas bisoñas, soldados raso de primera clase, los especialistas entran a las otras habitaciones y toman a la familia y uno los pone a todos juntos. Entonces entras a una habitación y la destrozas y uno se asegura de que no haya armas o cualquier otra cosa que pueda utilizarse para atacarnos.

“Coges al intérprete y al hombre de la casa y lo tienes a punta de pistola y le dices al intérprete que le pregunte: '¿Tienes armas?' ¿Tienes propaganda contra los EE.UU., cualquier cosa, cualquier cosa, hay algo aquí que nos haga pensar que estás involucrado en la actividad insurgente o contra las fuerzas de la coalición?'

“Normalmente dicen que no, porque normalmente esa es la verdad”, afirmó el sargento Bruhns. “Entonces lo que uno hace es tomar los cojines del sofá y tirarlos. Si tienen un sofá, uno vira el sofá patas arribas. Vas al refrigerador, si tienen refrigerador, y tira todo para el piso, se sacan las gavetas y se tira el contenido… Abres el closet y tiras las ropas para el piso y básicamente dejas la casa como si un huracán hubiera pasado por allí.

“Y si encuentras algo, entonces lo detienes. Si no, uno dice, ‘Lamento molestarlo. Tenga buenas noches’. De modo que uno ha humillado a este hombre frente a toda su familia y has aterrorizado a toda su familia y le has destruido su hogar. Y entonces vas a la casa de al lado y haces lo mismo en cien casas más".

En cada redada, u operación de “acordonamiento y registro” como la llaman a veces, se registran entre cinco y veinte casas, afirmó. Tras una racha de ataques contra los soldados en una zona en particular, los mandos normalmente enviaban la infantería a operaciones de redadas en busca de alijos de armas, municiones o materiales para hacer artefactos explosivos improvisados. Cada familia iraquí estaba autorizada a tener una AK-47 en su casa, pero según Bruhns, a los que le encontraban armas adicionales los arrestaban y detenían y la operación se consideraba un “éxito”, incluso si estaba claro que nadie en la casa era de la insurgencia.

Antes de una redada, según las descripciones de varios veteranos, los soldados tenían la costumbre de poner la zona "en cuarentena” al impedir la salida o entrada de nadie. En las reuniones de información previas a las redadas, los mandos castrenses a menudo informaban a las tropas que el vecindario donde iban a operar era "una zona hostil con un alto nivel de insurgencia" y que había sido tomado por ex Baathistas o terroristas de Al Qaeda.

“Así que ahí tienes a las tropas, que les han dado cuerda", recuenta el sargento Bruhns. “Muchos de estos soldados piensan que una vez que derriben la puerta a patadas va a haber gente adentro esperando con sus armas para comenzar a disparar”.

El sargento Dustin Flatt, de 33 años, procedente de Denver, estima que habrá hecho redadas a “miles” de casas en Tikrit, Samarra y Mosul. Flatt sirvió con la 18va Brigada de Infantería, 1ra División de Infantería, durante un año a partir febrero de 2004. “Los matábamos del miedo cada vez que entrábamos en una casa”, afirmó.

El especialista Ali Aoun, de 23 años, un Guardia Nacional de la ciudad de Nueva York, dijo que realizó seguridad de perímetro en casi 100 redadas mientras sirvió en la ciudad de Sadr con la 89na Brigada de la Policía Militar durante once meses a partir de abril de 2004. Cuando los soldados hacían una redada a una casa –recuenta-- lo primero que hacían era un cordón con los Humvees. Los soldados custodiaban la entrada para que nadie pudiera escapar. Si se hacía una redada a toda una ciudad, en operaciones de gran escala, también se acordonaba, recuenta el especialista Garett Reppenhagen, de 32 años, procedente de Manitou Springs (Colorado), explorador de la caballería y francotirador del 263er Batallón Blindado, 1ra División de Infantería, que fuera desplegado en Baquba durante un año en febrero de 2004.

El sargento mayor Timothy John Westphal, de 31 años, de Denver, recuerda una noche de verano en 2004, con una temperatura opresiva de 43,3 grados Celsius, cuando él y cuarenta y cuatro soldados estadounidenses hicieron una redada a una finca en las afueras de Tikrit. El sargento Westphal, que cumpliera su misión allá durante el año de servicio con la 18va Brigada de Infantería, 1ra División de Infantería, a partir de febrero de 2004, afirma que le dijeron que algunos hombres de la finca eran insurgentes. Como jefe de una escuadra de infantería mecanizada, el sargento Westphal dirigió la misión para asegurar la casa principal, mientras que 15 hombres registraban la propiedad. El sargento Westphal y sus hombres saltaron el muro que rodeaba a la casa, esperando encontrarse frente a frente con insurgentes armados.
“Teníamos las linternas… y le digo a los muchachos: A la cuenta de tres, denle a las linternas y vamos a ver que tenemos aquí… ¡Despiértenlos!”

La linterna del sargento Westphal estaba montada en su fusil carabina M-4, una versión más pequeña del M-16, de modo que al apuntarle con su luz al grupo de cuerpos dormidos en el piso también les apuntaba con su arma. El sargento Westphal primero dirigió su luz a un hombre que aparentaba tener sesenta y tantos años de edad.

“El hombre pegó un grito horrible que te revuelve las tripas y enfría la sangre”, recuenta Westphal. “Nunca había escuchado algo como eso. Quiero decir, el hombre estaba absolutamente aterrado. Me imagino lo que estaba pensando, después de haber vivido bajo Saddam”.
Los habitantes de la finca no eran insurgentes sino una familia que dormía afuera para tomar un respiro del agobiante calor, y el hombre a quien el sargento Westphal había asustado era el patriarca.

“Bastante seguros, comenzamos a destejer las capas de toda esa gente que estaba durmiendo, es decir, estaba él, quizás dos hombres más, sus hijos o sobrinos o lo que sea, y el resto eran todos mujeres y niños", afirma el sargento Westphal. “No encontramos nada.
“Puedo contarte cientos de relatos de cosas así y todas serán casi igual a la que te acabo de contar. Solo con familias diferentes, en momentos diferentes, en circunstancias diferentes”.

Para Westphal, esa noche fue el momento decisivo. “Recuerdo ponerme a pensar que sólo había traído terror a otras personas bajo la bandera estadounidense, y no fue para hacer eso que me enlisté en el ejército.


Inteligencia



Quince soldados con los que hablamos nos contaron que la información que alentaban estas redadas típicamente se obtenía mediante inteligencia humana —y usualmente era incorrecta. Ocho soldados dijeron que era común que los iraquíes utilizaran a las tropas estadounidenses para saldar cuentas entre familias, rivalidades tribales o venganzas personales. El sargento Jesus Bocanegra, de 25 años, de Weslaco (Texas) era explorador en Tikrit con la 4ta División de Infantería durante una misión de un año que finalizó en marzo de 2004. A finales de 2003, el sargento Bocanegra allanó la casa de un hombre de mediana edad en Tikrit porque su hijo le había dicho al Ejército que su padre era un insurgente. Luego de registrar minuciosamente la casa, los soldados no encontraron nada y más tarde se enteraron de que el hijo simplemente quería el dinero que su padre había enterrado en la finca.

Después de actuar persistentemente sobre la base de esas pistas falsas, el sargento Bocanegra, que allanó casas iraquíes en más de cincuenta operaciones, afirmó que los soldados comenzaron a anticipar la inocencia de las personas cuyas casas allanaban. Afirmó que “la gente hacía bromas al respecto, incluso antes de ir a una redada, como: Oh, coño, vamos a ir a la casa que no es". “'Porque siempre sucedía. Siempre íbamos a la casa que no era". El especialista Chrystal declaró que él y su jefe de pelotón tenían su chiste propio: Cada vez que él allanaba una casa, decía por radio: "Esta es, ya sabes, Lima treinta y uno. Si, aquí encontré armas de destrucción en masa”.

El sargento Bruhns declaró que él puso en entredicho la autenticidad de la información de inteligencia recibida porque los informantes iraquíes recibían pagos del ejército de los EE.UU. por las informaciones. En una ocasión, un iraquí informó a la unidad de Bruhns que una pequeña organización de resistencia siria, responsable de la muerte de varios efectivos estadounidenses, estaban escondidos en una casa. “Están esperando a que aparezcamos y habrá mucho tiroteo”, recuerda Bruhns que le dijeron.

Como jefe de equipo de la Compañía Alfa, se suponía que el sargento Bruhns fuera la primera persona en aparecer ante la puerta. Escéptico, se negó. “Así que dije: 'Si tú estás tan seguro de que hay un montón de terroristas sirios, insurgentes… ahí, ¿por qué motivo me vas a mandar a mi y a tres más por la puerta del frente, porque hay muchas posibilidades de que ni siquiera pueda halar el gatillo antes de que me maten’”. El sargento Bruhns en tono de burla indicó que sacaron un vehículo de combate M-2 Bradley y lo llevaron a la casa y dispararon un cohete por la ventana del frente para exterminar a los combatientes enemigos que los mandos insistían se encontraban adentro. En su lugar, disminuyeron la agresividad de la redada. Mientras Bruhns se ocupaba de la seguridad por el frente, los otros soldados rompieron las ventanas, tumbaron la puerta a patadas para encontrar “unos niñitos, una mujer y un viejo”.

A finales del verano de 2005, en una aldea en las afueras de Kirkuk, el especialista Chrystal hizo un registro en un complejo con dos oficiales de policía iraquíes. Un hombre amistoso de 30 años acompañó a Chrystal y otros miembros de su unidad por la propiedad, donde el hombre vivía con sus padres, esposa e hijos, mientras hacía bromas para aligerar el estado de ánimo. Cuando terminaron el registro --no encontraron nada-- un teniente de la compañía se acercó al especialista Chrystal: “¿Qué rayos estás haciendo?” le preguntó. “Bien, revisamos la casa y no hay nada”, respondió Chrystal. El teniente le dijo a Chrystal que su amistoso guía era "uno de los objetivos” de la redada. “Aparentemente había sido señalado por alguien como que era insurgente”, dijo el especialista Chrystal. “Para esa misión, habían entregado únicamente datos de los objetivos a los oficiales; y los oficiales no están con el resto de las tropas”. El especialista Chrystal dijo que se sintió “humillado” porque su valoración de que el hombre no constituía una amenaza fue considerada irrelevante y el hombre fue arrestado. Poco después, él mismo se destinó a un vehículo de combate durante el resto de la misión.

El sargento Larry Cannon, de 27 años de edad, de Salt Lake City, un operador de Bradley en la 18va Brigada de Infantería, 1ra División de Infantería, cumplió misión durante un año en varias ciudades de Irak, incluidas Tikrit, Samarra y Mosul, a partir de febrero de 2004. Estima haber efectuados registros a más de cien casas en Tikrit y consideró que los allanamientos eran inútiles y exasperantes. “Íbamos a allanar una casa y el tipo nos decía: ‘No, no soy yo, pero sé dónde está'. Y nos llevaba a la casa siguiente donde supuestamente se encontraba el objetivo y entonces ese fulano nos decía: 'No, no soy yo, pero yo sé dónde está'. Y así nos pasábamos la noche entera yendo de registro en registro”.

“De verdad que no puedo culpar a la inteligencia militar", afirma el especialista Reppenhagen, quien asegura haber allanado treinta casas en Baquba y sus alrededores. “Siempre era un juego de adivinanzas. Estamos en un país donde no hablamos el idioma. Estamos cortos con los intérpretes. Simplemente resulta imposible obtener algo de verdad. Lo que hace uno es un patrón de lo que ha sucedido con anterioridad y uno espera que ese patrón no cambie”.

El sargento Geoffrey Millard, de 26 años, de Buffalo, Nueva York, cumplió misión en Tikrit con el Centro de Operaciones de Retaguardia, 42da División de Infantería, durante un año a partir de octubre de 2004. Contó que las tropas de combate no tenían entrenamiento ni los recursos para investigar las pistas antes de realizar acciones en relación con una de ellas. “No somos la policía”, afirmó. “No salimos como detectives haciendo preguntas. Derribamos la puerta, entramos y sacamos a la gente”.

El primer teniente Brady Van Engelen, de 26 años de edad, de Washington, D.C., afirmó que el Ejército dependía de fuentes que no eran confiables porque las opciones eran limitadas. Van Engelen cumplió misión como jefe de pelotón en la 1ra División Blindada, en el volátil distrito de Adhamiya de Bagdad durante ocho meses a partir de septiembre de 2003. “Eso era casi lo único que teníamos”, recuenta. “La mayor parte salíamos tras un capricho, con el deseo de que saliera bien", relata. “Quizás uno de cada diez salía bien”.

El sargento Bruhns afirma haber encontrado material ilegal en el 10 por ciento de las veces, un estimado que encuentra eco entre los otros veteranos. “Sí encontrábamos pequeñas cantidades de materiales para los dispositivos explosivos improvisados, quizás como un pequeño pedazo de cable, con el cordón de detonación", afirma el sargento Cannon. “Jamás encontramos bombas de verdad en las casas”. En las miles y tantos de allanamientos que realizó durante su misión en Irak, el sargento Westphal afirmó que entró en contacto con solamente cuatro "insurgentes a ultranza”.


Arrestos



Incluso con débiles pretextos para realizar una detención, según dicen algunos soldados, todo iraquí arrestado durante un allanamiento recibía el tratamiento de sospechoso en extremo. Muchos reportaron el arresto de hombres en edad militar sin evidencias o que fueron objeto de abuso durante los interrogatorios. Ocho veteranos contaron que se acostumbraba a esposar a los hombres con esposas plásticas y cubrirles las cabezas con sacos terreros. Mientras el Ejército oficialmente prohibía la práctica de encapuchar a los prisioneros tras el escándalo de Abu Ghraib, cinco soldados indicaron que eso continuó.

“Estaba prohibido, pero se seguía haciendo”, afirmó el sargento Cannon. “Recuerdo en Mosul [en enero de 2005] que teníamos a varios tipos en una redada y los tiraron en la parte de atrás de una Bradley”, esposados y encapuchados. “Esa gente estaba vomitando", continuó. “Se sentían muy mal y estaban nerviosos. Y a veces se orinaban en los pantalones. ¿Te puedes imaginar que la gente entre a tu casa y te saque gritando frente a toda tu familia? ¿Y que uno de verdad sea inocente pero no tenga forma de probarlo? Es algo que da mucho, pero mucho miedo". El especialista Reppenhagen recuenta que él tenía solamente una vaga idea de lo que constituía contrabando durante una redada. “A veces ni siquiera teníamos un traductor, así que encontramos afiches con Muqtada al-Sadr, Sistani o algo, que no sabíamos lo que decía. Simplemente lo arrestábamos, documentábamos eso como evidencia y lo enviábamos a que otra gente se ocupara de eso”.

El sargento Bruhns, Bocanegra y otros afirman que el abuso físico de los iraquíes durante las redadas era algo común. “Eran soldados que se estaban comportando como soldados”, apunta el sargento Bocanegra. “Uno les da mucho, demasiado, poder que nunca tuvieron antes y en un santiamén, están cayéndole a patadas a esos tipos que están esposados. Y entonces, como uno no captura [insurgentes], cuando tienes uno dices: 'Ah, este tipo estaba poniendo una bomba al borde del camino' --y uno no sabe si es él o no—uno simplemente entra y le da menuda pateadura y lo mete en un camión de cinco toneladas para que se lo lleven a la cárcel".

Decenas de miles de iraquíes –oficiales militares estiman que más de 60 000 personas— han sido arrestados y detenidos desde el comienzo de la ocupación, lo que pone a sus familias a navegar por un sistema de prisiones complejo y caótico para encontrarlos. Los veteranos que entrevistamos dijeron que la mayoría de los detenidos que encontraron eran inocentes o solamente culpables de infracciones menores.
El sargento Bocanegra afirmó que durante los dos primeros meses de la guerra él había recibido instrucciones de detener a los iraquíes solamente por la ropa que llevaran puesta. “Si llevaban atuendos árabes con botas de estilo militar, entonces se les consideraba combatientes enemigos y uno los esposaba y los metía presos", recuerda. “Cuando se pone algo así tan amplio, es probable que de cada cien, uno termine por lo menos con diez que son inocentes, ¿entiendes lo que te digo?”.

A veces durante el verano de 2003, recuenta Bocanegra, las normas de combate que regían el uso de la fuerza se volvían algo más estrictas. “Recuerdo que en algunas redadas, arrestaban a cualquiera en edad militar”, aseveró. “Por poner un ejemplo, entrábamos a una casa buscando a un hombre de 25 años. Buscábamos por grupos etáreos. Cualquiera entre 15 y 30 años podía ser un sospechosos". (Desde el regreso de Iraq, Bocanegra ha intentado conseguir tratamiento por trastorno de estrés postraumático y afirmó que su “misión” era estimular a otros a que hicieran lo mismo).

El especialista Richard Murphy, de 28 años de edad, reservista del Ejército de Pocono, Pennsylvania, quien cumplió parte de su misión de quince meses con la 800ma Brigada de la Policía Militar en la prisión de Abu Ghraib afirmó que a veces se sentía sorprendido por la falta de debido proceso que con que se trataban a los reclusos que él custodiaba.

El especialista Murphy inicialmente fue a Iraq en mayo de 2003 para capacitar a la policía iraquí en la sureña ciudad de Al Hillah, pero luego fue transferido a Abu Ghraib en octubre de 2003 cuando su unidad sustituyó a otra que por rotación se encontraba en los Estados Unidos. (Murphy conversó con The Nation en octubre de 2006, cuando ya no estaba en servicio activo.) Poco después de su llegada, se dio cuenta de que la cantidad de prisioneros aumentaba “exponencialmente” mientras la cantidad de personal se mantenía estancada. Para finales de su misión de seis meses, el especialista Murphy estaba a cargo de 320 prisioneros, y estaba convencido de que la mayoría de ellos eran inocentes.

“Sabía que un gran por ciento de esos prisioneros eran inocentes”, aseveró. “Solo viviendo con esa gente durante meses uno llega a ver su carácter… Tan solo de escuchar las historias de los prisioneros, es decir, me da la impresión de que a muchos de ellos los arrestaron en grandes grupos”.

El especialista Murphy afirmó que un prisionero, con minusvalía mental, albino ciego que podría "quizás ver a unos pocos pies de su cara" claramente estaba fuera de lugar en Abu Ghraib. “Pensé para mi: ¿Qué pudo haber hecho?"

El especialista Murphy contaba los reclusos dos veces al día, y a menudo le preguntaban cuando los liberarían o le imploraban que intercediera a su nombre, lo que él trataba de hacer por conducto de la secretaría jurídico-militar El oficial de la secretaría con quien se comunicaba Murphy le respondía que no estaba en sus manos. “Él hacía sus recomendaciones y tenía que enviarla al mando superior”, cuenta el especialista Murphy. “Era un proceso a paso de tortuga… El sistema no estaba funcionando”.

Los prisioneros de la famosa instalación se amotinaron el 24 de noviembre de 2003 para protestar por las condiciones de vida, y el especialista de la Reserva del Ejército, Aidan Delgado, de 25 años, de Sarasota (Florida) estaba allí. Delgado había sido desplegado con la 320na Compañía de la Policía Militar a la base aérea de Talil, para que sirviera en Nasiriya y Abu Ghraib durante un año a partir de abril de 2003. A diferencia de los efectivos de su unidad, él no respondió al motín. Cuatro meses antes había tomado la decisión de no llevar un arma cargada.

Murieron nueve prisioneros y tres fueron heridos luego de que los soldados abrieran fuego durante el motín, los compañeros del especialista Delgado regresaron con fotografías del suceso. Las imágenes, perturbadoramente similares al incidente descrito por el sargento Mejía, lo impactaron. “Era muy gráfico”, contó. “Un cráneo abierto a la mitad. Una foto mostraba a dos soldados en la parte trasera de un camión. Abrieron las bolsas de los cadáveres de los prisioneros que recibieron tiros en la cabeza y [un soldado] tenía una cuchara de alimentos listos para comer. Se acerca para sacar una cucharada de sus sesos, mira a la cámara y sonríe. Y yo dije: ‘Estos son nuestros soldados profanando un cadáver. Hay un problema serio’. Quedé convencido de que era un exceso de fuerza y esto era brutalidad”.

El especialista Patrick Resta, de 29 años, Guardia Nacional de Filadelfia, sirvió en Jalula, donde había un pequeño campo de prisioneros en su base. Resta estuvo con la 252da División Blindada, 1ra División de Infantería, durante nueve meses a partir de marzo de 2004. Recuerda que su supervisor le dijo a su pelotón a boca de jarro: "La convenciones de Ginebra no existen en Irak, y eso está por escrito, por si quieren verlo”.

La experiencia decisiva del especialista Delgado llegó en el invierno de 2003, cuando había sido asignado al cuartel general del batallón dentro de la prisión Abu Ghraib, donde trabajaba con el mayor David DiNenna y el teniente coronel Jerry Phillabaum, ambos implicados en el informe Taguba, la investigación oficial del Ejército sobre el escándalo de la prisión. Allá, Delgado leía los informes sobre los prisioneros y actualizaba una pizarra con información sobre el lugar a donde se iban a mover y dejar los prisioneros en la gran instalación carcelaria.
“Ahí fue cuando dejé el Ejército por completo ", recuenta el especialista Delgado. “Leo los informes sobre los prisioneros de Abu Ghraib y los motivos por los que estaban preso. Esperaba que fueran terroristas, asesinos, insurgentes. Leo la lista y veo hurto, estado de embriaguez en público, documentos de la coalición falsificados. Esta gente está encerrada aquí por delitos civiles menores”.

“Esta gente no es terrorista”, recuerda haber pensado. “Ellos no son nuestros enemigos. Son gente corriente, y los estamos tratando con esta crueldad”. A la larga, el especialista Delgado solicitó la condición de objetor de conciencia, que el Ejército aprobó en abril de 2004.


El enemigo



Los efectivos estadounidenses en Iraq carecen de entrenamiento y apoyo para comunicarse o incluso entenderse con los civiles iraquíes, según diecinueve entrevistados. Pocos saben leer o hablar árabe. Recibieron poca o ninguna educación cultural o histórica sobre el país que controlan. Los traductores eran muy pocos o no estaban calificados. Los estereotipos sobre el Islam y los árabes con que llegaron los soldados y los infantes de marina tendieron a solidificarse rápidamente en los confines cerrados de las instalaciones castrenses y en las peligrosas calles de las ciudades iraquíes en forma de un racismo crudo.

Como señala el especialista Josh Middleton, de 23 años de edad, de la ciudad de Nueva York, quien cumplió misión en Bagdad de diciembre de 2004 hasta marzo de 2005, los soldados veinteañeros pasaban de la humillación del entrenamiento --"donde reciben gritos a diario si el arma está sucia"-- a las calles de Irak, donde “es como la vida y la muerte. Y los hombres cuarentones iraquíes nos miran con miedo y –¿entiendes lo que te digo?—tenemos este poder que no se puede tener. Es realmente liberador. La vida se reduce a ese nivel primario”.
En Iraq, Middleton afirmó: "mucha gente en realidad soportó todo el concepto de que si no hablan inglés y son de tez más oscura, no son tan humanos como nosotros, así que podemos hacer lo que queramos".

En medio del barullo de ponerse listo para ir a Iraq, los efectivos rara vez aprendieron algo más que decir unas pocas palabras en árabe, dependiendo fundamentalmente de un solo manual, Manual de País, Publicación de Referencia de Campaña, publicado por el Departamento de Defensa en septiembre de 2002. El libro, según la descripción de ocho soldados que lo recibieron, contiene ilustraciones de iraquíes en vehículos militares, diagramas de cómo está estructurado el ejército iraquí, imágenes de las señales del tráfico iraquíes y alrededor de cuatro páginas de frase básicas en árabe tales como ¿Usted habla inglés? Soy de los Estados Unidos. Estoy perdido.

Según al menos una docena de soldados e infantes de marina entrevistados por The Nation, la cultura, identidad y costumbres iraquíes eran ridiculizadas abiertamente en términos racistas, donde los efectivos se burlaban de la “comida haji", la “música haji” y las “casas haji”. En el mundo musulmán, el vocablo “haji” denota alguien que ha realizado el peregrinaje a la Meca. Pero ahora las tropas estadounidenses lo utilizan de la misma manera en que se empleó “amarillo” en la guerra de Vietnam, o “cabeza de turbante” en Afganistán.

“Honestamente se puede ver como deshumanizan de manera general a los iraquíes o incluso a los árabes, en general" afirmó el especialista Englehart. “Como si fuera muy común que los soldados estadounidenses los llamaran en términos despectivos, como jinetes de camellos o Johnny Jihad o, sabes, negro de las arenas".

Según el sargento Millard y otros entrevistados “se convierte en odio racializado contra los iraquíes”. Y este idioma racista, como señala el especialista Harmon, es probable que haya desempeñado un papel en el nivel de violencia dirigido contra los civiles iraquíes. “Al ponerle nombretes”, afirmó, “dejan de ser personas. Simplemente son objetos".

Varios entrevistados hicieron hincapié en que el ejército sí realizó preparación, con fines de entrenamientos, con imitaciones de aldeas iraquíes y actores que hacían los papeles de civiles e insurgentes. Pero afirmaron que el peligro constante en Iraq, y el miedo que engendra, rápidamente pasó por encima de ese entrenamiento.

“Ellos eran la ley”, refiere el especialista Harmon sobre los soldados de su unidad en Al-Rashidiya, cerca de Bagdad, que participaron en las redadas y convoyes. “Eran muy crueles, con un espíritu muy cruel con ellos. Los insultaban mucho. Y yo decía, oye, esta gente no entiende lo que tú les estás diciendo… Y solían decirme mucho, ‘ah, ya lo entenderán cuando tengan el arma en su cara'".

Esos pocos veteranos que dijeron haber intentado todo por acercarse a los iraquíes encontraron gran hostilidad por parte de los miembros de sus unidades.

“Yo estaba de guardia un día por la noche en la estación de ayuda”, cuenta el especialista Resta, mientras recuerda un incidente. “Nos habían dicho en el mismo instante en que llegamos, y esto estaba escrito en la pared de la estación, que no podíamos tratar a los civiles iraquíes a menos que estuvieran a punto de morir… Así que la gente de la torre llamaron por radio, y dicen que hay un iraquí pidiendo ver a un doctor.
“Era muy tarde por la noche y yo salgo a la entrada y al principio ni siquiera veo al hombre, me lo señalan y lo veo parado. Bueno, estaba sentado, recostado contra la barrera de concreto –como en el medio de la carretera—que teníamos a medida que uno se aproxima a la entrada. Está sentado, recostado contra eso y, ah, está allá, si quieres salir y verlo, está allá afuera. Me pongo a esperar a que llegue el intérprete, y el intérprete llega y yo me dirijo hacia allá afuera. Y estaba el hombre, que había recibido tremenda golpiza. Le faltaban dos dientes. Tiene una laceración muy grande en la cabeza, y parece que le han roto la órbita de los ojos y tiene algún tipo de lesión en la rodilla”.

El iraquí le rogó, en un inglés mal hablado, que lo ayudaran, según cuenta el especialista Resta. Le contó al especialista Resta que unos hombres cerca de la base estaban esperando para matarlo.

“Abrí una bolsa y estaba tratando de sacar unas vendas y la gente de la torre me empieza a gritar: '¡Saca el maldito haji de aquí!’”, rememora el especialista Resta. “Y yo los miro y no les hago caso, y entonces empiezan a decir: 'A mi no me parece que se vaya a morir', 'Dile que se vaya a llorar a la cabrona PI [Policía Iraquí]’, y muchas cosas como esas. Así que te imaginas que yo no estoy haciéndoles caso y tratando de que este tipo me cuente qué le pasó, y nuestro doctor llega en una ambulancia y desde una distancia de treinta metros mira y dice, sacude la cabeza y dice, ‘¿Sabes qué?, está bien, va a estar bien’, y se marcha hacia el asiento del pasajero de la ambulancia, como si dijera, ‘Métete aquí de una vez y llévame de vuelta para la clínica. Entonces yo me quedo ahí, y todo el tiempo el doctor y los guardias me están gritando, ya sabes, que me deshaga del tipo, en un momento me gritan cuando les digo: 'No, por lo menos vamos a dejarlo esta noche, hasta que amanezca’, porque querían que lo mandara de vuelta a la ciudad, donde me había dicho que había gente esperándolo para matarlo.

“Cuando pregunté si se podía quedar, al menos hasta que amaneciera, la respuesta fue ‘¿Tú estás oyendo esta porquería? Creo que el cabrón doctor es medio haji’”, relata el especialista Resta.

El especialista Resta cedió ante la presión y negó la ayuda al hombre. El intérprete, recuerda, estaba furioso, gritando que de hecho habían condenado a muerte al hombre.

“Así que entré y el intérprete lo ayuda a levantarse, el hombre se vira para irse y la gente de la torre dicen: 'Dile que si regresa esta noche, se va a buscar un cabrón un tiro’”, afirmó el especialista Resta. “Y el intérprete se quedó mirándolos a ellos y a mi, y los vuelve a mirar a ellos, y entonces asintieron con la cabeza indicando que lo decían en serio. Así que se lo dice al iraquí y el tipo aguanta el dolor, da la vuelta, el intérprete se lo repite y el hombre comienza a alejarse, ya sabes, llorando como un muchacho. Y eso fue todo”.


Convoyes



Dos docenas de soldados entrevistados afirmaron que esta crueldad con los civiles iraquíes era particularmente evidente en las operaciones de convoyes de suministros donde participaron. Los convoyes eran las arterias que sostenían la ocupación, a través de la transportación por todo Irak de productos como agua, correo, piezas de mantenimiento, aguas residuales, alimentos y combustibles. Y estas caravanas de tractores y remolques, operadas por KBR (antiguamente Kellogg, Brown & Root) y otros contratistas privados, requerían la protección diaria del Ejército de los Estados Unidos. Normalmente, según los entrevistados, las caravanas de suministros consistían de veinte a treinta camiones que ocupaban una longitud de ochocientos metros en la carretera, con una escolta militar en un Humvee al frente y al final y, por lo menos, otro más en el centro. Los soldados y los infantes de marina a veces acompañaban a los conductores en las cabinas de los tractores remolques.

Estas caravanas, omnipresentes en Irak, también constituían para muchos iraquíes, fuentes de destrucción gratuita.
Según las descripciones seleccionadas de las entrevistas con treinta y ocho veteranos que estuvieron en las caravanas --cubriendo los trayectos de Kuwait a Nasiriya, Nasiriya a Bagdad, y Balad a Kirkuk-- cuando estas columnas de vehículos dejaban sus campamentos fuertemente fortificados usualmente iban a toda velocidad por las rutas de suministros que, a menudo, pasaban por zonas densamente pobladas, a velocidades de más de cien kilómetros por hora. Regidos por la regla de que mantenerse en movimiento disminuía la probabilidad de ataques, las caravanas se saltaban los meridianos en los embotellamientos del tránsito, no hacían caso a las señales, viraban bruscamente sin poner indicadores y se subían en las aceras, espantando a los peatones y chocaban a vehículos civiles para sacarlos del medio del camino. Frecuentemente arrollaban y mataban a civiles iraquíes, incluido niños. Cuentan los veteranos que a veces abrían fuego contra autos civiles que pasaban a formación de caravana o intentaban adelantar a las caravanas, con el objetivo de advertir a los otros conductores que salieran del camino.

“Es más difícil hacer impacto en un blanco en movimiento que en uno estacionario”, afirmó el sargento Ben Flanders, de 28 años, de la Guardia Nacional y procedente de Concord (New Hamphsire), quien cumplió misión en Balad, con la 172da Infantería de Montaña durante once meses a partir de marzo de 2004. Flanders participó en caravanas del campamento Anaconda, cerca de cuarenta y ocho kilómetros al norte de Bagdad. “De modo que la velocidad es tu aliada. Y ciertamente en términos de detonaciones de artefactos explosivos improvisados, absolutamente, la velocidad y la distancia eran las dos cosas que podía determinar realmente si uno iba a resultar herido o muerto, o si simplemente iban a fallar, lo que sucedía".

Después de una explosión o una emboscada, los soldados de los vehículos de escolta fuertemente armados, abrían fuego indiscriminadamente en un esfuerzo furioso de detener otros ataques, según tres veteranos. Las rápidas ráfagas de ametralladores calibre .50 de cinta y SAWs (armas automáticas de escuadras, que pueden disparar 1000 tiros por minuto) dejaban muchos civiles heridos o muertos.
“Un ejemplo que puedo darle es que una vez veníamos por la carretera en una caravana y de pronto estalla un explosivo", cuenta el especialista Ben Schrader, de 27 años, y procedente de Grand Junction (Colorado). Schrader cumplió misión en Baquba con el 263er Batallón Blindado, 1ra División de Infantería, desde febrero de 2004 hasta febrero de 2005. “Y mira, estos muchachos asustados tienen las armas y empiezan a disparar. Y puede haber gente inocente por doquier. Y lo he visto, en numerosas ocasiones muere gente inocente porque íbamos a toda velocidad y explotaba una bomba”.

Varios veteranos afirmaron que los explosivos improvisados, el arma preferida de la insurgencia iraquí, eran uno de sus mayores miedos. Desde la invasión en marzo de 2003, los artefactos explosivos improvisados han sido responsables por la muerte de más efectivos estadounidenses --39,2 por ciento de los más de 3500 bajas—que cualquier otro método, según la Institución Brookings, que supervisa las muertes en Irak. En mayo pasado, los ataques con explosivos improvisados segaron noventa vidas, el mayor número de bajas por bombas al borde del camino desde el comienzo de la guerra.

“En el momento en que uno sale de la base, uno siempre está preocupado”, afirmó el sargento Flatt. “Uno siempre estaba pendiente de los explosivos improvisados. Y nunca se podían ver. Es decir, era pura suerte y verdad quién moría y quién no. Y si uno había estado en un tiroteo antes, ese día o esa semana, uno estaba más estresado e inseguro al punto de que uno estaba casi con el gatillo alegre”.
El sargento Flatt se encuentra entre los veinticuatro veteranos que dijeron haber sido testigos o escuchado historias de soldados de su unidad acerca de civiles desarmados que recibieron disparos o fueron arrollados por las caravanas. Afirmaron que estos incidentes eran tan numerosos que muchos jamás fueron informados.

El sargento Flatt recuerda un incidente en enero de 2005 cuando una caravana pasó por frente a él en una de las principales carreteras de Mosul. “Un auto que iba detrás se acercó demasiado a la caravana", cuenta. “básicamente, le dispararon al auto. Disparos de advertencia, no sé. Pero le dispararon al auto. Pues sucede que una de las balas atravesó el parabrisas y le dio justo en la cara de la mujer que iba conduciendo. Y bueno --que yo sepa-- la mujer murió al instante. Yo no la saqué del auto ni nada de eso. El hijo iba manejando el auto, y ella tenía --tenía a tres niñas pequeñas en el asiento trasero. Y vinieron a donde nosotros, porque estábamos en una posición defensiva junto al lado del hospital, el hospital principal de Mosul, un hospital civil. Y llegaron en el auto hasta donde estábamos nosotros y era obvio que ella estaba muerta. Y las niñitas estaban llorando”.

El 30 de julio de 2004, el sargento Flanders iba en el último vehículo de una caravana en una noche muy oscura, viajaban del campamento Anaconda hacia el sur hasta Taji, al norte de Bagdad, donde su unidad había sido atacada con armas pequeñas y RPG (lanzagranadas). Estaba a punto de llamar por radio al vehículo delante de él sobre la emboscada cuando vio al artillero quitarle el seguro a la torreta y dirigirla en dirección al tiroteo. Disparó su MK-19, un lanzagranadas automático de 40 mm capaz de descargar hasta 350 proyectiles por minuto.
“Tenía el dedo apretando el gatillo y al final se encasquilló, de modo que no hizo tantos disparos como quería", recuerda el sargento Flanders. “Pero le dije ‘¿Cuantos disparaste?’ Porque sabía que iban a preguntarlo. Me dijo: 'Veintitrés’. Lanzó veintitrés granadas…
“Recuerdo que miré por la ventana y vi una pequeña cabaña, una casita iraquí con las luces encendidas… Íbamos muy rápido y obviamente la adrenalina fluye--uno tiene visión de túnel, y en realidad no puede ver lo que está sucediendo, ¿sabes? Y además está oscuro y todo eso. En realidad no pude ver dónde habían explotado las granadas, pero tuvo que ser en los alrededores de la casa o incluso pudieron haber impactado la casa. ¿Quién sabe? ¿Quién sabe? Y nosotros éramos el último vehículo. No podíamos parar".

Las caravanas no aminoraban la velocidad ni trataban de romperse cuando los civiles sin darse cuenta se metían delante de los vehículos, según los veteranos que las describieron. La sargento Kelly Dougherty, de 29 años, de Cañon City (Colorado) radicó en la base aérea de Talil en Nasiriya con 220na Compañía de la Policía Militar de la Guardia Nacional durante un año a partir de febrero de 2003. Ella recuerda un incidente que investigó en enero de 2004 en una autopista de seis vías al sur de Nasiriya que se parecía a numerosos incidentes descritos por otros veteranos.

“Es como el desierto baldío, así que la mayoría de la gente que vive allí son nómadas o viven en pequeñas aldeas y tienen camellos, cabras y cosas de esas”, recuerda. “Había un niño –diría que tenía unos 10 años porque no vimos el accidente, fuimos con el equipo investigador cuando nos llamaron—un niñito iraquí… y estaba cruzando la autopista con sus tres burros. Una caravana militar, una caravana de transporte que se dirigía al norte, arrolló al niño y a los burros y todos murieron. Cuando llegamos, lo que había eran los burros muertos y el niño al borde del camino.

“Lo vimos y, bueno, estábamos molestos porque la caravana ni siquiera se detuvo”, afirmó. “A juzgar por las marcas de frenado, ni siquiera disminuyeron la velocidad. Pero, bueno, básicamente--- básicamente la orden es de nunca parar".

Según el sargento Flanders, entre las caravanas de suministros había grandes disparidades sobre la base de la nacionalidad de los conductores, quien estima que haya participado en más de 100 caravanas en Balad, Bagdad, Fallujah y Baquba. Cuando los choferes no eran estadounidenses, con frecuencia los camiones eran viejos, lentos y proclives a las roturas, aseveró. Las caravanas operadas por choferes nepaleses, egipcios o paquistaníes no recibían el mismo nivel de seguridad, aunque el peligro era mayor dada la deficiente calidad de los vehículos. A los choferes estadounidenses usualmente los ubicaban en caravanas que tenían la mitad de largo que las de los otros extranjeros y recibían vehículos superiores, chalecos antibalas y mejor seguridad. El sargento Flanders afirmó que a las tropas no les gustaba que las asignaran a caravanas dirigidas por extranjeros, especialmente porque, cuando los vetustos vehículos empezaban a romperse, tenían que quedarse y protegerlos hasta que se pudieran recuperar.

“Parecía una locura tener a los civiles manejando por todo el país", añadió. “Es decir, Irak es un problema de seguridad y es muy peligroso, sin embargo, tenemos a la KBR en carros por ahí, desarmada… ¿Se acuerdan de esos terribles juicios que hiciéramos sobre cómo sería la Irak posterior al conflicto? Creo que esto es otra reencarnación de ese mal juicio, que sería que ¡oh!, estará bien. Poníamos un Humvee al principio, otro al final, uno en el medio y nos íbamos con eso.

“Me resultaba espantoso… Yo tenía entrenamiento del ejército y un buen artillero y tenía radios y podía llamar por la radio y que me dieran apoyo con la aviación si quería. Podía tener un Medevac… Y estos tipos simplemente estaban arreglando los equipos.. Y esa gente estaba como si le hubieran prometido lo mejor del mundo. Le habían prometido $120.000 libre de impuestos, y ¿qué tipo de persona acepta ese trabajo? Gente que depende de su suerte ¿sabes? Abuelas. Allí había abuelas. Yo escolté a una abuela allá y le fue muy bien. Pasamos por una emboscada e hirieron a uno de nuestros muchachos, y ella estaba muy tranquila y ecuánime. Maravilloso, genial, bien por ella. ¿Qué demonios hace ella aquí?

“Utilizábamos estas caravanas vulnerables, vulnerables, que probablemente molestaban más a los iraquíes que lo que en verdad ayudaba en nuestra relación con ellos”, afirmó Flanders, “sólo para poder tener la comodidad del aire acondicionado y refrigerios —genial-- y las PlayStations y sillas de picnic y tarjetas de felicitaciones y todos esos pulóveres estúpidos que decían: ¿Quién es tu papacito de Bagdad?”


Patrullas



Los soldados y los infantes de marina que participaban en las patrullas de los vecindarios con frecuencia utilizaban las mismas tácticas de las caravanas –velocidad, abrir fuego con ferocidad—para reducir el riesgo de una emboscada o ser víctimas de un artefacto explosivo improvisado. El sargento Patrick Campbell, de 29 años, de Camarillo (California) que a menudo formaba parte de las patrullas, afirmó que su unidad abría fuego bastante y sin muchas advertencias contra los civiles iraquíes en un esfuerzo desesperado de rechazar los ataques.
“Cada vez que estábamos en la autopista”, añade, “hacíamos disparos de advertencia, causando accidentes todo el tiempo. Autos que frenaban con un chirrido de ruedas, yendo para la otra intersección… El problema es que si uno aminora la velocidad en una intersección más de una vez, ahí es donde va a explotar la bomba porque uno sabe que ellos están observando. ¿Sabes? Así que si uno aminora en el mismo punto cada vez, está garantizado que van a poner una bomba ahí en un par de días. Así que la entrada o salida de la autopista era un punto crítico porque hay que esperar a que se detenga el tráfico. Uno quiere ir lo más rápido que pueda, y eso implica un riesgo extra a los autos que te rodean, a todos los autos civiles.

“Al primero que vi que mataron era un iraquí que se acercó demasiado a nuestra patrulla", añadió. “Íbamos a entrar a una rampa de salida. Y el venía bajando por la autopista. Hicieron disparos de advertencia y no paró. Se mezcló con la caravana y abrieron fuego sobre él”.
Esto ocurrió en la primavera de 2005 en Khadamiya, en la esquina noroeste de Bagdad, Rememora el sargento Campbell. Su unidad abrió fuego contra el auto con una Bravo 240, una ametralladora pesada. “Yo escuché tres disparos”, cuenta. “Avanzamos casi hasta la mitad del camino... y el hombre sale del carro cubierto en sangre. Y aquí es cuando… el impulso es de no parar. No hay forma de que este tipo sepa quiénes somos. Simplemente somos cualquier patrulla que entra y sale por esta carretera. Miré a mi teniente y no había ni siquiera la posibilidad de tener una discusión al respecto. Nos dimos la vuelta y regresamos.

(continuará)